Grupo Velázquez

Archivo de Etiquetas | "eloy alconchel"

Alegato contra el odio


A finales de octubre del pasado año, por mor de esos regalos que te da la vida, esos cargados de autenticidad, tan inmerecidos como inesperados, tuve el privilegio de presentar el primer libro de un periodista jerezano. Un libro que en cierto modo se podría enmarcar en ese género ahora tan en boga  como son los llamados libros de autoayuda y entre cuyos mensajes centrales se ponía de manifiesto la imposibilidad real de ser verdaderamente felices si no somos capaces de desprendernos de ese sentimiento tan poco edificante como es el odio.

El odio, ese que Sigmund Freud definía como un estado del yo que desea destruir la fuente de su infelicidad y que parece consustancial a la condición humana, se pasea omnipresente cada mañana por las calles jerezanas como uno de sus vecinos más ilustres ante el aplauso general del respetable, que diría el taurino.

Odio entre aficionados de dos club de la misma ciudad que comparten historia. Odios preconcebidos contra los creyentes y contra cualquier manifestación religiosa. Odios de algunos ‘terapeutas sociales de tres al cuarto’  que se olvidan de que las penas privativas de libertad están orientadas hacia la reeducación y reinserción social del preso, haya sido alcalde o vendedor de churros, y siguen pidiendo más sangre como si de la exaltación de un rito satánico se tratase.

Odios entre muchos que les sigue ‘chirriando las entrañas’ cuando ven a dos hombres besarse apasionadamente en un centro comercial. Odio contra los políticos sin exclusión, pasando por alto que los políticos como los protésicos dentales o los ebanistas, los hay brillantes y honestos y mediocres y corruptos. Y por nuevo supuesto, nuevas maneras de chorrear odios, ese creciente que se desarrolla en las redes sociales donde unas veces desde el anonimato y otras desde el sectarismo se castra el profiláctico debate de  las ideas y nos instalamos en una burda y estéril ceremonia del insulto y la sin razón.

En definitiva, la caza del otro, del diferente, de aquel que piensa o hace algo distinto a nosotros se está convirtiendo en un ‘deporte nacional’, muchas veces promovido por ciertos personajes públicos que únicamente parecen emplear el viejo ‘divide y vencerás’ para tratar de perpetuar su poder, que pronto estará en disposición de competir con el flamenco o los caballos como seña de identidad de Jerez y tras alguna Zambomba de más, incluso de jerezanía.

No creo que haya mejor antídoto contra el odio que la Educación y la Cultura, pero no parece que el hecho de que contemos con la juventud mas formada de la historia haya conseguido paliar la situación de crispación e intransigencia generalizada en la que vivimos. Lo mismo resulta que en aquello del `talante’ del que hablaba Zapatero había mucho más `talento’ del que pensábamos.

En mayo del próximo año tendremos la oportunidad, en ejercicio de nuestros derechos constitucionales, de elegir a quienes mejor consideremos que defenderán nuestros legítimos intereses desde el Ayuntamiento. Unos tendrán que responder de su acción de gobierno. Otros por su ‘holgazanería política’ de estos últimos años. A otros, les tocará ratificar las alternativas presentadas en esta legislatura para construir un Jerez mejor.

Deseo sinceramente que seamos capaces de ser testigos y protagonistas de un sonado acierto colectivo y que sepamos distinguir entre la defensa vehemente, si cabe, de nuestros postulados y los odios más viscerales. De lo contrario, puede que empecemos a situar a la ciudad y a las generaciones venideras al borde de un particular pero asegurado ‘proceso sumarísimo y fusilamiento al amanecer.’

Eloy Alconchel. Coordinador de Política Institucional de Foro

Noticia de Cartas al DirectorComments (0)

La ‘edad de oro’ de las primarias… o no


Admito mi auténtica pasión por todo aquello que traiga consigo una profundización en la democracia participativa. Ello nunca me ha supuesto ningún tipo de prejuicio a la hora de admirar como se han dotado de ‘herramientas de ciudadanía’ algunos países, incluidos aquellos demonizados fundamentalmente por determinados sectores de la izquierda.

Por ello, cuando surgieron los primeros atisbos de procedimientos de elecciones primarias en este país, permanecí expectante ante las reacciones de las formaciones políticas, de los medios de comunicación y de los ciudadanos en general.

Y es que las primarias constituían, por sí mismas, un ‘caramelo envenado’. Por una parte, eran un invento proveniente del ‘malvado’ Estados Unidos, cabe recordar que surgieron en la época de  Roosevelt; por otra parte, porque como bien advertía entonces un viejo, pero siempre ‘lúcido y lucido’  ex dirigente socialista, que no estaba en esos momentos precisamente pensando en la consolidación  de lo que ahora se le conoce como la casta, el éxito de las primarias y su interiorización social requería de elevadísimas dosis de  cultura y tradición democrática. Cuestiones que el estado español parecía no tener aún.

Con estos antecedente no era difícil que la primera experiencia importante de primarias en España, aquellas que ganó Borrell  en el PSOE en el año 1998,  terminara como terminó, es decir, con su dimisión pocos meses después, lo que constituyó por entonces un auténtico fiasco y una decepción generalizada en una importante masa crítica hastiada y deseosa ya de verdaderos cambios en la política española.

Las primarias, como método de elección de candidatos, parecen vivir su ‘época dorada’ en nuestro país. Casi todos se apuntan ahora a este proceso e incluso algunos piden darle categoría de Ley para propiciar la imparable regeneración de nuestro sistema de convivencia. También empezamos a verlas   en el panorama local jerezano, y pensamos que eso de la cultura democrática, o se asume casi como   un ‘acto de fe’ o terminará llevándose por delante este clima de primavera e ilusión que parece vivir nuestra sociedad convencida de que las cosas se pueden y se deben hacer de otra manera.

Y digo esto porque eso de que el candidato perdedor se ponga al día siguiente a disposición del ganador, que el ganador ofrezca al perdedor un puesto relevante en su equipo, eso que hizo por ejemplo Obama con Hillary Clinton al día siguiente de su victoria o que la organización se  ‘arremangue’ para el candidato ganador, aunque este no controle el aparato, parece no estar hecho, como la miel del refranero, para nuestro boca democrática.

Convencido estoy de que, o se apuesta por la cultura democrática y, por supuesto, por el perfeccionamiento del sistema de primarias, o la ciudadanía tendrá la mayoría de las veces la sensación de presenciar escenarios de primarias teledirigidas por la organización de turno para concluir en un solo candidato; primarias que, o gano o ‘rompo la baraja’; y primarias donde si no gano, este no es mi partido. Por cierto, jerezanos y jerezanas, cualquier parecido de esto último con la realidad de su entorno más cercano es producto de su imaginación… O no.

Eloy Alconchel. Coordinador de Política Institucional de Foro

Noticia de Cartas al DirectorComments (0)

Aparta de mí ese cáliz


Ahora que muchos se han lanzado, como si de una moda se tratase, a una autentica cruzada ideológica contra el cristianismo, como les explico, especialmente a mis amigos ‘autoproclamados’ miembros del circulo de la reserva ética de Occidente y por tanto también de Jerez, si bien es cierto que algunos han abrazado tardía pero fervorosamente la Fe, que mi libro de cabecera sigue siendo la Biblia.

Supongo que debo ser un incorregible, dada la intensidad  de algunos vientos y cuando emerge un nuevo pensamiento único, lo suyo seria  que citase tratados de autores de imposible pronunciación. Hay que reconocer que eso, junto a otros “gestos de salón”, cotiza al alza en la bolsa de la nueva política.

Pues no, miren por dónde, no. Los textos bíblicos siguen siendo imprescindibles en mí día a día y siguen ocupando en mi mesita de noche, junto a los versos de García Lorca, un lugar absolutamente preferente.

Fue mi sabio profesor de Religión, aquel que cambió para siempre mi manera de entenderlo casi todo, desde aquella mañana que pronunció, más bien pontificó, una frase que sigue grabada en mi retina y casi a fuego en mi mente. “En la Biblia están todas las respuestas aunque te cambien las preguntas”.

De la lectura de la Biblia, aprendí por ejemplo, a desconfiar de los falsos profetas, esos engañadores  que se presentarían “en ropa de oveja” y la verdad es que en estos días observo que algunos pasean su linda figura por los platós televisivos a modo de salvadores diciendo exactamente lo que el “rebaño” quiere escuchar como el “pastor excelente” del que hablaba el Apóstol Juan.

Por otra parte, Mateo me advertía hace muchos años, de aquellos que  alegaban ser los intérpretes oficiales de la ley divina. Extraña coincidencia, a este paso, desde  los “pulpitos mediáticos” lo mismo con eso de que ellos son la gente, se atreven a repartir como si del “Cuerpo de Cristo” se tratase, el carnet de ciudadanía.

Incluso me dicen  que hay un Mesías, que para liderar una formación y bajo el  “yo o el caos” se pide el papel  de Poncio Pilato se lava la manos mientras somete a la multitud a elegir entre Jesús y  Barrabas. Ya se sabe como terminaron y terminan estos plebiscitos. Más aun, cuando de un pueblo “embriagado de desesperación” se trata.

No invito a nadie a lo que debe ser una verdadera  “aventura personal” pero  yo por lo pronto, igual que en el  monte de los Olivos, según el Evangelio de San Lucas, he decidido “apartar de mí ese cáliz”.

Eloy Alconchel. Coordinador de Política Institucional de Foro Ciudadano

Noticia de Cartas al DirectorComments (0)

Reflexiones de un municipalista


Se podría afirmar que las corporaciones locales constituyen la gran asignatura pendiente de la Constitución  española, hasta el punto que ni siquiera la entrada en vigor de las leyes locales en Andalucía (la de Autonomía Local y la de participación de los entes locales en los tributos de la comunidad) han resuelto en nuestra comunidad autónoma el gran conflicto de los ayuntamientos.  Lo que sigue siendo, paradójicamente  y desde las primeras elecciones municipales de 1979, garantizar la autonomía financiera de los mismos con la que afrontar de forma holgada la prestación de servicios públicos básicos  de calidad. Ni que decir tiene que la estabilidad presupuestaria de mano de un “golpismo consentido” por PP y PSOE y la reforma local impulsada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy han puesto definitivamente en el disparadero a los municipios, grandes y pequeños.

Asimismo, en un contexto actual de perdida de ingresos de los ayuntamientos fruto de la coyuntura económica del estado español, unido a la ferocidad competencial y por tanto financiera de las comunidades autónomas, ha frenado el hecho de culminar su proceso descentralizador que dimana implícitamente por mandato constitucional, dándose la paradoja de que hay quienes vociferan reclamando la tercera descentralización del Estado, la que va en la línea de los estatutos de tercera generación como el catalán, con o sin referéndum del Honorable Artur Mas, cuando está por culminar de manera efectiva la segunda descentralización.

Por otra parte, hoy pocos dudan que nos aproximamos al final de una era y que por tanto estamos  ante la defunción de un  modelo que ha sustentado la supremacía electoral de los partidos tradicionales y que ha llevado a su clase política al triste honor de ocupar los escalafones mas altos en el podio de los problemas que afectan a la ciudadanía como reflejan permanentemente los barómetros de opinión.

Es en este punto de partida, cuando la sociedad civil, ya sea a título individual como a nivel de colectivo, debe adquirir un protagonismo real  y cuando, por tanto, ”lo local” adquiere mayor sentido político si cabe. Lo que hace  necesario una nueva política, una política cercana a los problemas de los ciudadanos y por tanto alejada del dogmatismo, el  fariseísmo y el reduccionismo intelectual del binomio –bien avenido por otra parte- izquierda-derecha, cuya única razón de ser ha sido en las ultimas décadas la existencia del otro, lo que ha llevado al sistema tradicional de partidos a su máximo grado de  perversión política.

El fenómeno de la globalización económica, medioambiental y cultural ha superado esa diferenciación de la política a través de la inercias históricas y los tópicos que la relacionaban con las ideologías políticas, pero contrario a lo que pudiera parecer, las fuerzas  políticas municipalistas no han permanecido ajenas a estos procesos.

Es la hora por tanto de desterrar sin retorno y de perseguir sin tregua, prácticas que contribuyeron  a la degeneración del sistema democrático como la insustancial retórica tradicional, la corrupción, los liderazgos autocráticos, el exclusionismo, los sectarismos con megáfono , etcétera.

Es por tanto la hora de la recuperación conceptual de términos que no por obvios habría que “sacralizar” y que se fueron alejando progresivamente del diccionario de los “servidores públicos”. Es la hora por tanto de los ciudadanos y las  ciudadanas, es la hora de las ideas, de las propuestas concretas, de la sensatez,  de la cultura del esfuerzo, de los liderazgos participativos, de los consensos sin café para todos. Es también la hora de que lo local orqueste su propio presente para construir su modelo de futuro;  en este sentido, todo parece indicar que es  la hora de lo “glocal” (soluciones locales para problemas globales); y por tanto debe ser la hora también de la expresión de mayor pedagogía democrática (por cercana) que no es otra que las formaciones que sitúan el epicentro de sus decisiones los más cercano posible a usted o a mí. A lo que de verdad nos importa y nos toca de lleno en nuestro día a día.

Eloy Alconchel. Coordinador de Política Institucional de Foro

Noticia de Cartas al DirectorComments (0)

¿Y la familia? Bien, pero ¿qué familia?


Hace 16 años cuando llegué a esta ciudad para quedarme y cuando Las Pachecas aun constituían,  por una inconclusa autovía, una especie de “Meridiano de Greenwich” para los que veníamos a Jerez desde La Janda, las primeras personas que me esperaron fueron Sandra y Marta.

Habían abandonado mi pueblo en busca de aires de libertad, cansadas de besos furtivos, deseosas de paseos interminables cogidas de la mano y lo que no era menos importante según ellas, acudir a misa sin las miradas desafiantes de fieles provistos de armadura para evitar los efectos de los continuos golpes de pecho. Sí, Sandra y Marta eran y son profundamente cristianas rebautizadas en las favelas de Río donde habían estado como cooperantes.

Era finales de octubre y las hojas de los árboles de la Alameda del Banco ejercieron de alfombra roja a aquel café de bienvenida. Me hablaron entonces de su proyecto de vida, de que en aquel Jerez se hablaba de políticas para la igualdad, lo que situaba a la ciudad como referente y vanguardia desde la óptica municipal, de su decepción por los sucesivos gobiernos de González que no se atrevieron  jamás a abordar la igualdad efectiva, de la preocupación ante el incipiente gobierno de Aznar del que nada esperaban en este sentido.

Me acuso, me acuso y me “confieso” de no haber cultivado lo suficiente su amistad estos años pero no por ello dejaron de regalarme el hecho de poder compartir momentos importantes de su historia de amor. Un hoy denostado Zapatero permitió con las reformas que propició cumplir aquel sueño que parecía imposible. Estuve en aquella boda donde la marcha nupcial de Lohengrin y los poemas de Neruda ponían colofón a años de incomprensión legal.

Hace unos días volvimos a coincidir en aquel mismo café y tras el primer abrazo supe que algo pasaba. Conocía de su felicidad pero sé que albergaban  la posibilidad de alcanzar el “último peldaño”, tener un hijo. Me contaron que el ministerio que dirige Ana Mato ha decidido excluir a las mujeres solas y a las lesbianas del acceso gratuito a las técnicas de reproducción asistida.

La crisis sin avisar también se coló en sus entrañas y la situación de desempleo, el aumento en el precio de los medicamentos que precisa Sandra por un problema crónico que padece y una prestación a punto de acabarse hacían del todo imposible acometer por su cuenta este tratamiento.

Observo entusiasmado pero perplejo como el Partido Popular se está lanzado a las calles y a sus balcones mediáticos enarbolando la “familia” como uno de los ejes de su acción política. Mujer, cultura, movilidad, literatura etcétera, y a este paso, espárragos de Navarra, pimientos de Padrón o morcilla de Burgos son objeto de jornadas, ciclos o semanas en que la familia se convierte en verdadero epicentro de cualquier evento diseñado desde las filas populares. Pero, ¿a qué familia se refieren? Mucho me temo que se refieren a “su familia” y, en temas como éste, imponer un modelo ideológico es tanto como llevar “al paredón social” a quien no entra en el concepto rancio y trasnochado de quienes nos gobiernan… De momento.

ELOY ALCONCHEL, coordinador de comunicación institucional y 2.0 de Foro Ciudadano de Jerez

Noticia de Cartas al DirectorComments (0)

Lo que Google ha unido que lo separe alguien


Quien me iba a decir  que Serrat por una parte y por otra  Larry Page y Sergey Brin, aquellos dos estudiantes  de la Universidad de Stanford   precursores de Google, me iban a llevar por los caminos de la arbitrariedad.

Mi tarde jerezana entraba en el ocaso cuando en el salón de casa el ruido ensordecedor  del aire acondicionado hacía de perfecta melodía de acompañamiento a los primeros acordes de un tema del cantautor catalán…”fue sin querer, es caprichoso el azar, no te busqué ni me viniste a buscar”.

El azar,  “bendito azar” fue el mejor de los sherpas nepalíes que  me llevó casi sin enterarme al inesperado encuentro  en la red con la dichosa absoluta arbitrariedad.

Tampoco es baladí, más bien paradójico, sintónico y casi premonitorio, que en las casi  millón y medio de referencias en Google, la primera de ellas del susudicho concepto aparezca unido inexorablemente a nuestra ciudad.  Hay uniones encomiables  y hay otras que no lo son tanto. Jerez y el vino, Jerez y lo caballos, Jerez y el flamenco y ahora por mor de  Google, Jerez y la absoluta arbitrariedad.

La Real Academia de la Lengua sigue definiendo la arbitrariedad como acto o proceder contrario a la justicia, la razón o las leyes, dictado solo por la voluntad o el capricho. En este sentido  todo parece indicar que la arbitrariedad se ha instalado en nuestros gobernantes locales desde que el  Tribunal Superior de Justicia dictaminase que la elaboración del  listado de los incorporados al ERE municipal estaba sustentado por el “fusilamiento” de uno de los principios consagrados en el artículo 9 de la Constitución.

Recientemente hemos conocido también que la Junta está dispuesta a denunciar ante los tribunales al gobierno local del Partido Popular y a su alcaldesa María José García Pelayo por una serie de nombramientos cuyo procedimiento ha respondido a lo que roman paladino es conocido como “dedazo”. Este tipo de dedazo, salvando las distancias, es una forma más refinada, menos chusca pero con la igual falta de decoro  que  aquel “pollice verso”, con el pulgar hacia arriba, que en la Antigua Roma servía para sentenciar a un gladiador derrotado.

Cuando corren huracanados vientos para la clase política y por ende para el noble arte del servicio a los ciudadanos, se hace más necesaria que nunca una reflexión sosegada y serena sobre la gobernanza, una gobernanza que no puede conformarse con entregarse a la eficacia a cualquier precio porque estará empezando a “enterrar” lo que  Churchill definió como el menos malo de los sistemas políticos.

Eloy Alconchel, coordinador de comunicación institucional y 2.0 de Foro Ciudadano de Jerez

Noticia de Cartas al DirectorComments (0)


Agrotecma
xerintel
Gestoria Cadiz

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

julio 2021
L M X J V S D
« jun    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
Rodal Cash

Barrio a Barrio

Servicios