Grupo Velázquez

Antonio Moure ha vuelto… para quedarse

Pretendió resumir 425 años en apenas 90 minutos. Y lo mejor, en cambio, fue cuando abrió las puertas del futuro de la hermandad con un romance dedicado a su propio hijo que será recordado, para siempre, como aquellos versos al Cristo, -cinco en punto de la tarde-, como aquellas dulces monjitas del obrador… Antonio Moure ha vuelto, si es que algún día alguien creyó que se había ido. Y ha vuelto, visto lo visto, para quedarse.

Para demostrar que en esto de la pregonería no todo está inventado. Para buscar nuevos escenarios, increíble el Museo de la Atalaya, para dibujar nuevos versos, como los que recitó con la memoria de Antonio Gallardo, para redefinir la definición exacta de un romance, para levantar a un público frío como el hielo a mitad de pregón, para ya no dejar que se sentara más. Antonio ha vuelto para quedarse, y esa es la gran noticia del pregón de los 425 años de vida de la hermandad del Valle.

Nuestra hermandad, como la definió el pregonero en repetidas ocasiones. La de todos. Porque el Cristo es Jerez, -memorable los versos a los republicanos sobre el color de la bandera de España, mientras él tiñe de azul y blanco la vela del Cristo-, porque el Cristo es de todos. Y así pasó Moure por el escenario, tras notable, una más, presentación de Jesús Rodríguez. Así pasó Moure por el tiempo de la hermandad del Valle, por sus 425 años, haciendo reir y llorar a todos los que allí disfrutamos de un pregón que estuvo a la altura de la efeméride que pregonaba.

Atrás quedará la escasa respuesta del público del Cristo, que apenas si llenó la mitad del aforo del auditorio. Atrás quedará la magnífica entrada, con las horquillas haciendo compás mientras Antonio Moure iba agarrándose al atril, cada vez más seguro de estar haciendo algo grande. Atrás quedarán sus golpes en la madera al nombrar a la Virgen del Valle, o los versos, repetidos y enriquecidos, que nos hicieron viajar hasta 1998, cuando un Moure en la plena efervescencia de la juventud, afrontaba el gran reto de su vida, el pregón de la Semana Santa.

Atrás quedó todo eso, porque Moure se encargó de que nos quedáramos con el futuro en nuestras manos, con un romance imposible de calificar, sobrecogedor, con participación de la Banda Municipal de Música de fondo, y con un desgarro total… Seguro que ese niño, seguro que su hijo, un día leerá esos versos, y comprenderá que sí, que cuando la vida le enseñe su cara amarga, la vela del Cristo es un buen lugar donde enjugar las lágrimas…

Moure ha vuelto… Y es para quedarse. Para afrontar de nuevo los nervios de un Villamarta que nunca pisó como pregonero oficial… Porque ni la Semana Santa es ya igual que hace casi veinte años, ni Antonio Moure es ya aquel niño que se desmayó en la sacristía de San Miguel. Antonio Moure es el pregonero del 425 aniversario fundacional de la hermandad del Cristo. Y como no podía ser de otra manera, lo bordó. El Villamarta te espera… Y nosotros, también.

Un comentario

Un comentario a “Antonio Moure ha vuelto… para quedarse”

  1. FUNCIONARIA dice:

    Desde aqui nuestro cariño a la Hermandad, a Antonio Gallardo y a Carmen Zaldivar.

Trackbacks/Pingbacks


Escribir un comentario

Agrotecma
xerintel
Gestoria Cadiz

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
Rodal Cash

Barrio a Barrio

Servicios