Rodal Cash

Los efectos positivos de ‘la cosa’

“La cosa está fatal”, “tal y como está la cosa”, “a ver si mejora la cosa…” ¡Qué hartita estoy de escuchar hablar de ‘la cosa’! Porque en la calle, en la frutería, en la plaza de abastos, en el autobús… no hablamos de la crisis, sino de ‘la cosa’. Y yo me la imagino como un monstruo de siete cabezas, con los labios pintados de rojo chillón (por aquello del femenino), con la piel verde y rugosa de las pesadillas de la infancia. Lo malo es que ‘la cosa’, por mucho que abramos los ojos y nos pellizquemos los brazos, no desaparece con la luz del día. Pero, también como en los cuentos de nuestros primeros años, siempre había alguna bestia con corazoncito, que se enternecía ante los disgustos de las princesitas. Y acababa haciendo el bien después de tanto destrozo.

No tengo cifras, ni reacciones oficiales ni estadísticas y quizás alguien me tache de exagerada, pero sí he tenido la vista puesta en el centro de la ciudad, en sus calles aplastadas por el calor durante gran parte del día pero resucitadas al caer la noche. Poco a poco, a medida que iba desapareciendo el sol cada día, los jerezanos han salido de sus neveras particulares para ponerse -como pregona esta columna- al fresco. Y lo han hecho en los bares de tapas del centro, en los pubs, en sus plazoletas. En lo nuestro.

No hay que ser un lince para despejar la incógnita de la ecuación. ‘La cosa’ ha mordido nuestros bolsillos en los últimos meses hasta dejarlos en hilachas y la mayoría de nosotros ha optado por veranear en Jerez. Ya no hay parné para el piso en la playa ni para el viaje a París, pero sí se puede rascar algo para unas tapitas en la plaza Rafael Rivero, (con música en directo incluida), una copilla en la azotea del hotel Chancillería o un rico helado de naranja con chocolate en Soler.

Hace años daba miedo adentrarse en la calle Tornería, en la plaza Plateros o en Consistorio cualquier día del estío. Ni un alma se quedaba en la ciudad y mucho menos para salir por la noche. Este verano, afortunadamente, las terrazas de los bares han ocupado buena parte de las aceras y se han abierto nuevos negocios. ‘La cosa’, en este aspecto’, nos ha dejado una consecuencia positiva en Jerez, por pequeña que sea. Ojalá los hosteleros la hayan aprovechado bien y sigan haciéndolo en esta entrada del otoño. El monstruo de labios rojos tiene corazoncito, pero tampoco hay que fiarse del todo.

9 comentarios

9 comentarios a “Los efectos positivos de ‘la cosa’”

  1. MGM dice:

    Estupenda crónica. Bien escrita, bien estructurada y muy acertada en su contenido. Optimismo mesurado que pone “la cosa” un poco menos feroz.
    Enhorabuena por todo y…… mucho exito en esta nueva singladura.

  2. Marina dice:

    Muy bien dicho. Hay que reponerse a esta “cosa”. Me gusta la idea del periódico digital. Con ganas, todo se consigue.

  3. margarita dice:

    Aunque no soy de Jerez, vivo aquí y me gustaría que remontaramos el vuelo de nuevo. Me gusta la observacion de la cosa.

  4. MarceAntena3 dice:

    Ole los buenos periodistas! Suerte

  5. mercedes dice:

    Me ha gustado mucho el articulo, sobre todo por el optimismo que encuentro en el, viendo cosas positivas sobre todo un Jerez mas concurrido al caer la tarde.
    Adelante

  6. benito asenjo dice:

    Ya era hora encontrar un periodista que demuestre ser independiente en su artículo. Un buen periodista es el que informa sin que se le note su inclinación y en este caso la periodista lo ha conseguido. A partir de hoy Reporteros Jerez todos los días.Por favor no cambieis.

  7. Patri Díez dice:

    Tu articulo hace disfrutar leyendo una crónica. Querida compañera de pupitre en la E.G.B mi admiración y mi cariño. Me encanta que no tires de estadístoca y sí de calle y plazuelas, de observación. Si algo tiene esta -cosa- es que sale a relucir la energía y el talento para seguir creyendo en los sueños. Enhorabuena

  8. Carlos GTJ dice:

    Me alegro de tu nueva trayectoria, y este artículo está genial. Ole las buenas periodistas. Nosotros seguimos dando guerra.

  9. jerezano34 dice:

    Está bién eso de ver el vaso medio lleno, aunque en este caso me parece una frivolidad de artículo que olvida, porque oviamente su autora no conoce en sus propias carnes, la realidad de muchísimos Jerezanos que no pueden pagarse esas cañitas en el centro o la de muchos más que tampoco pueden hacerlo porque han tenido que emigrar de su ciudad para buscarse el pan, lejos de su tierra y familia.
    Me parece más un artículo de los mundos de Yupi que del Jerez real o será que conozco a demasiada gente que no puede irse de cañas a lo nuestro.

Trackbacks/Pingbacks


Escribir un comentario

Agrotecma
xerintel
Gestoria Cadiz

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

septiembre 2012
L M X J V S D
« ago   oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
Rodal Cash

Barrio a Barrio

Servicios