Rodal Cash

Archivo de Etiquetas | "XIX Festival de Jerez"

La bailaora Luisa Palicio, Premio Artista Revelación del XIX Festival de Jerez


La bailaora Luisa Palicio ha obtenido el Premio Artista Revelación que cada año entrega Bar Juanito por su destacada participación en el XIX Festival de Jerez, que se celebró entre el 20 de febrero y el 7 de marzo. La votación, realizada entre los medios acreditados al certamen, otorgó dicho reconocimiento a la malagueña por su espectáculo ‘Sevilla’, celebrado en la Sala Compañía en la medianoche del 21 de febrero y con el que pretendía rendir su particular homenaje a la escuela sevillana.

Luisa Palicio nace en Estepona, provincia de Málaga, el día 20 de Abril de 1984. Comienza sus estudios de baile a la temprana edad de 4 años en las academias de su ciudad natal. Debuta por primera vez ante el público en el Congreso Internacional de Arte Flamenco, celebrado en su localidad con tan solo diez años. A partir de ahí, estudia y perfecciona su estilo de la mano de grandes artistas como Milagros Menjibar, Rafael Campallo, Manolo Soler, Javier Barón o Antonio Canales.

Ha formado parte de espectáculos como bailaora solista en  “Homenaje a la bata de cola”  de Milagros Menjibar  y  “A mi tierra”  del cantaor Calixto Sánchez, entre otros.  Ha  compartido escenario con José Mercé, José Menese, Carmen Linares, José de la Tomasa. Es Primer Premio del Concurso de Baile Joven de la Fundación Cristina Hereen de Arte Flamenco de Sevilla y  Premio Nacional de Baile por Alegrías de la peña flamenca La Perla de Cádiz.  En la Bienal de Sevilla (2006), se alzó con el Premio Giraldillo a la Artista Revelación.  En el año 2008, ha sido galardonada con el Premio Nacional de la Crítica, otorgada por la A.C.E.I.F. (Asociación de Críticos e Investigadores del Flamenco).

Hay que recordar que el Premio Revelación fue creado en 2008 por Faustino Rodríguez, propietario de Bar Juanito, y desde entonces se han llevado la ‘Alcachofa de Plata’ Nani Paños y Rafael Estévez (Flamenco XXI-Compañía Dospormedio &Cia), Concha Jareño (“Algo”, 2009), Olga Pericet (con “Bailes alegres para personas tristes”, 2010), Leonor Leal (“eLe, eLe”, 2011), Manuel Liñán (“Tauro”, 2012), Karime Amaya (“Abolengo”, 2013), y Sara Calero y Alberto Sellés ex aequo (“El mirar de la maja”/”Las campanas del olvido”, 2014).

Noticia de Cultura, Importante en Cultura, Media Importante en Portada, PortadaComments (0)

María del Mar Moreno indaga en los adentros del genial Manuel Torre


Indagar en los adentros del genial cantaor Manuel Torre, tanto en su vida como en su obra, sin olvidar el papel que tuvo en su mujer, Antonia la Gamba. Éste es el propósito de María del Mar Moreno en su último espectáculo ‘Soníos negros’, que clausura este sábado 7 de marzo el XIX Festival de Jerez en el Teatro Villamarta. Para este reto que se plantea como “la transmisión de la palabra que tiene compás”, la bailaora ha contado con la dirección de Gaspar Campuzano, miembro del grupo teatral La Zaranda, y la dramaturgia de Paco Sánchez Múgica.

Esos ‘Soníos negros’ toman como eslabón narrativo a la esposa del cantaor, Antonia la Gamba, y arranca con la muerte del genial artista y la preparación de las exequias por parte de algunos miembros de la familia. Ello da pie a su mujer a rememorar las peculiaridades de su esposo: su afición por los gallos y los galgos; en el campo, en los reñideros, en los tablaos. En definitiva, un ser jondo inmortal y esencial.

“Todo lo que fue y lo que ahora es, será”, leyó Gaspar Campuzano ante los medios de comunicación. Esta frase que atribuyó a Valle-Inclán viene a ilustrar el ideario estético de este montaje de la compañía que lidera María del Mar. Como dice la propia bailaora, “todo es eternidad y todo lo que fue será después”.  Es decir, por encima de modas y tiempos, está el flamenco de verdad. Ese flamenco que llega a las entrañas, tan singular y encarnado en figuras tan legendarias como Manuel Torre.

Sobre el escenario aparecerá el eslabón vital y cantaor del genial seguiriyero en ‘Soníos negros’. Manuel Torre es el eje de este espectáculo y María del Mar Moreno advierte que en su propuesta “vamos a inspirarnos en él, buscarlo, invocarlo, ser meros transmisores” de un importante legado artístico en el que el tiempo aparece “como una continuidad”. Ni pasado ni presente, pues “los que estuvieron están”. Y, en el flamenco, el paso del tiempo no ha logrado olvidar a Manuel Torre y sus cantes aún se entonan sobre distintos escenarios.

En este “humilde homenaje” María del Mar Moreno pretende establecer una simbiosis perfecta entre flamenco y teatro o viceversa. Una unión llevada hasta un límite en el que el teatro conduzca al espectador hacia el flamenco y el flamenco al teatro, según Gaspar Campuzano. Y es que hasta “la palabra suena a compás”, añadió. “El texto no es texto, es cante”, subrayó María del Mar Moreno.

Cohesión flamenco-teatro

Pese a reconocer la difícil cohesión entre esos dos mundos –teatro y flamenco-, en opinión de la bailaora, en ‘Soníos negros’ se logra “un equilibrio”. Tal vez tenga mucho que ver el hecho de que el grupo artístico que lidera “haya hecho suyo el espectáculo” y eso tendrá su reflejo en el resultado final.

No obstante, reconoció que el cante de tan ilustre figura “no es muy agradecido para el baile. Tiene poco recorrido y no permite exhibirse”. A este respecto, dijo que su nuevo montaje reflejará ese modo de decir de Manuel Torre –“un cante cortito pero que te deja muerto”- a través de los diferentes palos. Y que también ella lo siente así. Tal vez sea éste “un concepto que el público de ahora no está acostumbrado”, pero en ‘Soníos negros’ “no hay nada gratuito”, fiel reflejo de lo que se representa, aunque sí “una pincelada de todo”.

En ese muestrario del cantaor su baile transitará por soleá, siguiriya, taranto, alegría y farruca, entre otros palos. “El cante te condiciona a la hora de expresar el baile”, confesó.

El poderío cantaor –que hará recordar los ecos de tan mítica figura- estará concentrado en las gargantas y saber decir de Antonio Malena, Manuel Malena y Antonio Peña El Tolo, acompañados por las guitarras de Santiago Moreno y Antonio Malena Hijo, las palmas de Ale de Gitanaría y Javier Peña. Completa el elenco las actrices Ana Oliva y María Duarte y Jesús Jiménez Padilla como corneta.

“Estamos aquí para celebrar los dones de nuestra tierra”, exclamó María del Mar Moreno. Entre esos “dones” figura como colaborador necesario Gaspar Campuzano, miembro del grupo teatral La Zaranda, quien se mostró “contento” de participar en este proyecto como director escénico. Por su parte, Paco Sánchez Múgica, autor de la dramaturgia, subrayó “la importancia del equipo artístico en este proceso creativo”.

‘Soníos negros’ representa un antes y un después en la trayectoria de María del Mar Moreno. Se mantiene la filosofía que define a la compañía, pero se eleva su discurso narrativo, argumental y escenográfico a la hora de poner de manifestó ese flamenco de crianza de larga duración arraigado en Jerez.

Es en 2001 cuando la bailaora toma la decisión de formar compañía propia. Ese año pone en escena ‘Momentitos de locura’ y, dos años más tarde, crea ‘Septiembre’, un espectáculo teatralizado y dirigido por Ramón Pareja. En 2005 llegaría ‘Jerez Puro. Esencia’ por el que recibe el Premio del Público en el IX Festival de Jerez.

En 2007 estrena, con la dirección escénica de María Martínez Tejada, del grupo Atalaya Teatro, su espectáculo más personal e íntimo: ‘María, María’. Tres años más tarde surge ‘Quiero tu cante’ y en 2014 pone en escena su última creación ‘De cal viva’.

Noticia de Festival de Jerez, Importante 1 en Portada, Importante en Festival de Jerez, PortadaComments (0)

Pastora Galván homenajea a las grandes bailaoras sevillanas en ‘&dentidades’


“Hay muchas bailaoras de Sevilla que me faltan, pro no están vivas”, señaló Pastora Galván. Será porque los homenajes hay que hacerlos en vida y eso es lo que ha pretendido la bailaora en ‘&dentidades’, espectáculo que podrá verse este viernes 6 de marzo en el Teatro Villamarta, dentro de la programación del XIX Festival de Jerez.

La penúltima jornada de la muestra ofrecerá en Sala Compañía el recital de guitarra a cargo de Juan Requena con su disco ‘Arroyo de la miel’ como carta de presentación. Otro de los alicientes será ver el cante singular de Tomás de Perrate. Para sus ‘Perraterías’ en Sala Paúl contará con la presencia de la bailaora Belén Maya como artista invitada.

Las bailaoras sevillanas que no faltarán en este homenaje de Pastora Galván serán Matilde Coral, Manuela Carrasco, Milagros Mengíbar, Loli Flores, Carmen Ledesma y Eugenia de los Reyes, su madre. “He hablado con cada una de ellas. Me han transmitido con naturalidad todo lo que quiero”, explicó. Sin embargo, Pastora Galván rendirá su homenaje sin dejar de ser ella misma. “En cada bailaora que me reflejo intento que esté el perfume y la huella de esa artista”, añadió.

A su juicio, todas ellas tienen el tronco común de la escuela de Matilde Coral, pero “cada una de ellas tiene su sello particular, su propia identidad”. Asimismo, tuvieron un gran protagonismo artístico en distintos momentos históricos y representan el baile sevillano de la década de los años 60, 70 y 80.

Dificultades

A la hora de extraer el arte singular de cada una de ellas, Pastora Galván se ha encontrado con algunas dificultades. En el caso de Matilde Coral, la manera que tiene de poner “esas manos tan arriba y tan sevillanas”. Confesó que la mayor dificultad a la que se ha enfrentado ha sido a la hora de reflejar el baile de Milagros Mengíbar “porque tiene una manera de bailar muy técnica”. Tampoco ha sido fácil lo de Eugenia de los Reyes, su madre, porque “no hay ningún vídeo” puesto que dejó los escenarios cuando ella nació. “Ha sido en casa donde la he ido sacando”.

Al margen del baile, otro de los aspectos que sirve para recordar a estas grandes figuras es el vestuario. Y es que Pastora Galván ha elegido para esta faceta a Justo Salao. “Era el modisto de ellas”.

Bajo la dirección de Antonio Canales –al que está “muy agradecida” y “encantada” por su aportación-, estas ‘&dentidades’ comenzarán a desvelarse por alegrías (como tributo a Matilde Coral), seguiriya (Loli Flores), taranto (Milagros Mengíbar), caña (Eugenia de los Reyes), romance (Carmen Ledesma) y soleá (Manuela Carrasco). Entre medias, está la participación de la jerezana Juana la del Pipa por bulerías y el baile de su padre José Galván por soleá, a quienes también incluye en la nómina de artistas a los que rinde culto.

“Al final, llega mi personaje, yo misma”, adelantó Pastora Galván. El número se titula ‘A tres’ (tangos y bulerías). “Será una ‘delicatessen’ y espero que la gente lo disfrute”. Estará acompañada en el escenario, además de por Juana la del Pipa y José Galván, por el cante de Miguel Ortega y Cristian Guerrero, las guitarras de Ramón Amador y Pedro Sánchez y las palmas de María del Mar Montero ‘La Canija’ y Juan de los Reyes.

“Por fin en Jerez en solitario”. Así comenzó su intervención ante los medios de comunicación el cantaor Tomás de Perrate, que presenta sus ‘Perraterías’ en Sala Paúl dentro del ciclo ‘Alante y atrás’. Para ello contará con una ‘invitada’ de excepción: la bailaora Belén Maya.

Aclaró que su propuesta no está basada en su disco, sino en “cosas de Perrate”. En esas “cosas de Perrate” tendrá clara presencia el eco inconfundible de su padre, Perrate de Utrera, del que en 2015 se cumple el centenario de su nacimiento. Tomás de Perrate afronta, por tanto, este recital teniendo a su progenitor como referencia y con la intención de ser un “exponente de la Utrera cantaora”. “Va a ser un recital de cante lo más clásico posible, pero siempre haciendo guiño a otras músicas”, añadió el cantaor.

Sobre la presencia de la bailaora Belén Maya en este espectáculo, dijo que “Belén y yo tenemos química. Ella tiene una manera especial de sentir y de expresar la música con su cuerpo. Uno de mis grandes retos con ella es que me baile por soleá de la manera más clásica que pueda existir”. Además de Belén Maya, Perrate estará acompañado en Sala Paúl por la guitarra de Amador Gabarri, el violín de Eloisa Cantón y la percusión de Nano Peña.

Los temas incluidos en su disco ‘Arroyo de la miel’ serán la base del concierto del guitarrista malagueño Juan Requena. “Sonará el disco tal cual, sin adornos de ningún tipo”, dijo el guitarrista ante los medios de comunicación. “No he querido hacer nada que después no pueda hacer en público”, precisó.

Requena cuenta como artista invitada con Remedios Amaya. A ella se suma el cante de José Ángel Carmona y Anabel Valencia, el violín de Bernardo Parrilla, el bajo de Julián Heredia, la percusión de Ané Carrasco y Paco Vega, más las palmas de Juan Diego Valencia y Tarote.

Noticia de Festival de Jerez, Importante 2 en Portada, Importante en Festival de Jerez, PortadaComments (0)

El Ballet Flamenco de Andalucía reinventa en ‘Imágenes’ su propia historia


Una nueva mirada sobre sus 20 años de historia. Reinventarse echando la vista atrás. De esta manera, ha pretendido conmemorar el Ballet Flamenco de Andalucía su amplio pasado artístico que comenzara en 1994 con su espectáculo ‘Imágenes’, que se pondrá en escena este jueves día 5 de marzo en el escenario principal del Teatro Villamarta, en el marco del XIX Festival de Jerez.

En la misma jornada el espacio escénico de Sala Paúl será ocupado por el cante de David Carpio, la guitarra de Manuel Valencia y el contrabajo de Pablo Martín. Semejante trío presentará ‘Solos’ y tendrán la compañía del baile de Manuel Liñán como artista invitado.

La presentación de ambos espectáculos a los medios estuvo presidida por Antonio Montero, concejal del Plan Especial de Promociones Culturales, y contó también con la presencia de María de los Ángeles Carrasco, directora del Instituto Andaluz del Flamenco. Ambos resaltaron la contribución al flamenco realizada por Juan de la Plata, periodista y director de la Cátedra de Flamencología de Jerez, recientemente fallecido. Asimismo, expresaron sus condolencias tanto a familiares como amigos.

Para Antonio Montero, “los espectáculos que hoy presentamos certifican la extraordinaria calidad de la programación de esta décimo-novedad edición del Festival de Jerez”. Por su parte, María de los Ángeles Carrasco, puso el acento en la trayectoria del Ballet Flamenco en sus 20 años de historia. Calificó a la compañía “como cantera de grandes artistas” y “gran embajador de la cultura andaluza” por el mundo.

‘Imágenes’ del Ballet Flamenco de Andalucía no es un recopilatorio de coreografías anteriores. Así lo ha manifestado Rafaela Carrasco, directora artística de la compañía, en sus diferentes comparecencias ante los medios de compañía desde su estreno. “No se trata de un recorrido por la evolución del Ballet a lo largo de estos años”, asegura, sino “un homenaje muy personal” a quienes fueron sus antecesores en su puesto. Desde Mario Maya a Rubén Olmo, pasando por María Pagés, José Antonio o Cristina Hoyos. “Me he quedado con una imagen, y el espectador la podrá reconocer, de los espectáculos que cada uno de ellos hicieron”, sostiene Rafaela Carrasco.

Volar la imaginación

“Para este espectáculo he dejado volar la imaginación”, añade la directora artística del Ballet Flamenco de Andalucía. “Cada pieza va sola y nada tiene que ver con las demás. Son muy diferentes entre sí”, aclara. Esas ‘Imágenes’ de los 20 años de historia de la compañía andaluza quedaron bien grabadas en Rafaela Carrasco, cuya implicación en la misma abarca ya todas las facetas posibles (alumna, repetidora, solista y, ahora, máxima responsable artística). Y en este espectáculo podrán verse cinco coreografías sobre cada uno de sus antecesores en el cargo. Una creación “personal” de Carrasco que, más que en palos flamencos concretos, se apoya en piezas musicales.

Así, por ejemplo, la coreografía inspirada en María Pagés procede del paso a dos de su ‘Perro andaluz’; la de José Antonio será una pieza de batas de cola; la de Cristina Hoyos se basa en el elemento de las maletas de su ‘Viaje al Sur’, que simboliza el eterno viaje y la continua búsqueda de los artistas; y la de Rubén Olmo evocará los mantones en la plaza de toros.

‘Imágenes’ –Premio Giraldillo al Mejor Espectáculo en la última edición de la Bienal- contará con David Coria, Ana Morales y Hugo López como solistas, al que su suma un amplio cuerpo de baile. La creación musical corre a cargo del cantaor Antonio Campos y los guitarristas Jesús Torres y Juan Antonio Suárez ‘Cano’. “’Imágenes es como un sueño personal que aparece y desaparece”, expuso David Coria.

El baile también estará presente en Sala Paúl, dentro del ciclo ‘Alante y atrás’ Y es que el cantaor David Carpio, el guitarrista Manuel Valencia y Pablo Martín, al contrabajo, contarán con el bailaor granadino Manuel Liñán para su espectáculo ‘Solos’, una reunión de “compañeros, pero cómplices” embarcados ahora en este nuevo proyecto.

La pretensión no es otra que las tres vertientes artísticas del flamenco –cante, baile y toque- aparezcan tanto juntas como por separado en un proceso en el que irán apareciendo y desapareciendo de las diferentes escenas de ese montaje. “Una apuesta arriesgada y valiente”, en palabras del jerezano David Carpio, donde la música marcará los diferentes estados de ánimo y Manuel Liñán aportará la sugerente plasticidad de sus movimientos al baile.

“Es un proyecto sacado del corazón”, confesó David Carpio. “Cada uno aporta lo que lleva dentro. El espectáculo está pensado para que podamos expresar individualmente cómo sentimos el flamenco”, añadió. Pese a ello, “todo gira en torno a los cuatro”, informó Manuel Valencia. Pablo Martín apuntó que la colaboración artística que ahora comienza tiene como germen su complicidad formando parte del grupo liderado por Gerardo Núñez.

Noticia de Festival de Jerez, Importante 2 en Portada, Importante en Festival de Jerez, PortadaComments (0)

Eduardo Guerrero dirige su baile hacia ‘El callejón de los pecados’


El histórico Callejón del Duende sirve de pretexto a Eduardo Guerrero para presentar su segundo espectáculo en solitario: ‘El callejón de los pecados’, con Manuel Lombo como artista invitado. Y en esa mítica calle de Cádiz adentra su baile, como podrá verse mañana miércoles día 4 de marzo en Sala Compañía, en el marco del XIX Festival de Jerez y dentro del ciclo ‘Solos en Compañía’.

El cante de Moi de Morón y David El Galli tendrá el eco característica de su tierra en el Palacio Villavicencio, dentro del ciclo ‘Los conciertos de Palacio’ que, sin amplificación acústica, tienen lugar en este singular escenario.

“La idea se fraguó una noche en el barrio del Pópulo”, señaló Eduardo Guerrero. En una tertulia de amigos hablaba el bailaor sobre las cosas que para él eran pecado y alguien le advirtió que tenían a sus espaldas el Callejón del Duende, una de las entradas y salidas de los gaditanos durante el asedio francés para hacer contrabando y donde se daban cita los amantes secretos.

La citada calle gaditana –situada junto al yacimiento del Teatro Romano- sirve de inspiración a Eduardo Guerrero no sólo a la hora de dar nombre a su propuesta, sino también en la forma de plantearlo sobre el escenario. Así las cosas, ese entramado histórico de la intrincada geografía de Cádiz se transforma en “guiños hacia todos aquellos maestros fundamentales del flamenco”. Entre ellos figuran, Paco de Lucía, Camarón de la Isla y Enrique Morente.

‘El callejón de los pecados’ se compone de una decena de cuadros superpuestos. Las entradas y salidas se presentan ante el espectador como si fueran las del Callejón del Duende. Sin embargo, cada uno de los cuadros tiene entidad por sí mismo y aparecen diferenciados tanto en la música como en su desarrollo, así como en lo que respecta al vestuario.

De ello se encarga el elenco artístico que acompaña a Eduardo Guerrero. Como artista invitado cuenta con la presencia de Manuel Lombo –que sustituye a la anunciada Pasión Vega-, mientras que el cante correrá a cargo de Jonathan Reyes y Pepe de Pura. El guitarrista Jesús Guerrero, el piano de Sergio Monroy y la percusión de Daniel Suárez completan la nómina de artistas de ‘El callejón de los pecados’.

¿Y para el bailaor qué es pecado? Esta incógnita la despejó Eduardo Guerrero en la rueda de prensa ante los medios: “pecado es perderse algo”. Asimismo, precisó que su espectáculo es “una reflexión personal sobre los dos últimos años de su carrera”. En ese periodo de su devenir artístico su baile ha desarrollado sus propias “señas de identidad”, vinculado a compañías lideradas por Eva Yerbabuena, Rocío Molina y Amador Rojas, entre otros.

El cante de Morón

“Nuestras vivencias”. A eso se aferran Moi de Morón y David El Galli en el recital que darán en el Palacio Villavicencio, sin amplificación acústica. Y esas vivencias tendrán a su pueblo natal, Morón de la Frontera, como referencia obligada a la hora de interpretar los diferentes palos flamencos. Ambos cantaores compartirán no sólo el mismo escenario, sino también al mismo guitarrista: Paco Iglesias.

Moi de Morón, además de cantar en solitario, es miembro fundador del grupo Son de la Frontera. Empezó su carrera musical tocando la guitarra flamenca pero, siendo ya adolescente, se inclinó por el cante. En la actualidad su eco también puede escucharse en los espectáculos de bailaores como Pepe Torres o Lucía La Piñona.

Por su parte, David El Galli nació en Barcelona, pero a la edad de 10 años sus padres decidieron volver a su Morón natal y allí comenzaron las vivencias flamencas de este cantaor, con una amplia experiencia en el cante para el baile. Artistas como Manuela Carrasco, Fuensanta La Moneta, Rocío Molina o Pastora Galván han contado con El Galli a la hora de hacer girar sus respectivos espectáculos.

Noticia de Festival de Jerez, Media Importante en Portada, Mediana en Festival de Jerez, PortadaComments (0)

La Unión hace la fuerza


Fue en 2005. Un caluroso 8 de agosto. Juan Moneo Lara actuó en el festival internacional del Cante de las Minas de la Unión. En aquella ocasión y fruto de una de sus lapidarias frases dijo: ‘me gusta mucho que me hayan invitado a La Unión (en referencia a la localidad murciana) porque La Unión…. Hace la fuerza”.

Esta premisa tan grande y real es la que utilizaron los hermanos Campallo para dar forma a un espectáculo redondo, muy bien estructurado y compacto de principio a fin. Primer estreno de una obra, (‘Sangre’) gran obra en la que los tres hermanos son protagonistas de su propio lenguaje flamenco. Uno al toque (Juan Campallo) y dos al baile (Adela y Rafael). Se cumple la máxima de ‘la sangre tira’ porque las genialidades de unos y otros fueron apuesta ganadora. El peso de la dirección musical fue para Juan. Su evolución en el acompañamiento es paradigmática. Nada queda de aquel joven con ansias de guitarra. Ahora es capaz de mantener sonoramente un guión de más de hora y media con absoluta brillantez. La guitarra de David Vargas ayudó a ello, incluso después de romperse el bordón de su sonanta y tener la habilidad de cambiarlo en el silencio de la farruca de Rafael y Raúl Gómez. Las precisiones percutivas de Raúl Botella y Javier Silva consolidaron el resto.

El espectáculo alteró la totalidad del programa de mano. Aquellos neófitos que se guiaran por él acabarían perdidos.

Es fundamental mantener la atención del espectador. Para ello la brevedad en las diversas estampas flamencas ayudó salvo los momentos protagonistas de ambos hermanos (de mayor duración).

Así, una breve intro por bulerias daría paso a una escueta y fugaz pincelada de Rafael con tangos de Triana bajo la mirada de un transistor antiguo.

Tras la breve interpretación de Begoña Arce bailando caña, Adela formó el taco. Por caracoles, con la gracia propia de las alegrías, sus maneras se alejan del baile encorsetado. Su naturalidad y su gracejo es el nuevo guión de su vida en el escenario. Su evolución corporal es elocuente.

Al modo de las reuniones antiguas, se unen al elenco el Extremeño y Carmen Ledesma (que suben del patio de butacas) por bulerias en una improvisada fiesta en la que participan todos al estilo de una juerga de una corrala sevillana.

Rafael, en uno de sus mejores momentos profesionales se enfrentó a si mismo en la farruca. Con Raúl Gómez en forma de espejo, la sincronía fue perfecta en ambos. La farruca fue un ‘órdago’ a la grande, salvo en lo extensible en el tiempo. Aún así, nada sombreó la magnífica personalidad del bailaor.

Con breve llamada a la petenera arranca la seguiriya de Adela y el cante del Extremeño. Lo mejor estaba por llegar. El dramatismo trágico del cante dibujado en una figura femenina que mantuvo la tétrica profundidad de un quejío a través de su danza. No se puede pedir más. O si. Porque en las alegrías volvió a liarla el mayor de la saga. Pletórico, su baile en hombre es recto, muy masculino. La semilla de Vicente Escudero creció en la del sevillano.

El espejo en que se mira (Manolo Marín y José Galván) es el regalo a sus maestros. A la maestría del baile. A su propia forma de entender el baile.

Tras los fandangos en solitario de Jesús Corbacho y Londro lo mejor estaba por llegar. Una soleá antológica. Un paso a dos reservado solo para aptos a la majestuosidad de una pieza en la que ambos se disfrutaron bailándose, se miraron el uno al otro, se entregaron regalándose como hermanos. Una solea vanguardista, conceptual hasta el extremo con la jondura propia de un doliente quejío hecho baile.

Para rematar esta faena de orejas y rabo, la matriarca del clan sonó en off cantando fandangos. Brillante.

Noticia de Festival de Jerez, Importante en Festival de Jerez, Media Importante en Portada, PortadaComments (0)

Concha Jareño abre ‘El baúl de los flamencos’, dirigida por Rafael Estévez


Los complementos del vestuario flamenco –mantón, bastón, abanico, castañuelas, entre otros- toman el protagonismo en el espectáculo que se estrena este martes día 3 de marzo en el Teatro Villamarta, en el marco del XIX Festival de Jerez. La bailaora Concha Jareño abrirá ‘El baúl de los flamencos’ y, a través de un recorrido histórico, mostrará cómo llegaron a este arte y el uso que adquirieron dentro de la amplia gama de palos.

El baile, aunque como muestrario geográfico, estará presente en ‘Cádiz-Sevilla ¡Qué maravilla!’ que pondrán en escena la gaditana Claudia Ortiz y la sevillana Marina Valiente en Sala Compañía. Antes llegarán los jóvenes talentos del Centro Andaluz de Danza con dos coreografías –‘Aires’ y ‘Marismas’- en Sala Paúl.

“Comienza el espectáculo en 1850, en la época preindustrial. En esta primera escena la música en off recuerda al sonido de las máquinas textiles. Una época en la que el vestuario flamenco era muy pesado”. Así se presenta ‘El baúl de los flamencos’ ante el público, según señaló Concha Jareño ante los medios de comunicación.

El año 1850 marca el arranque histórico de esta propuesta que se estrena en el Festival de Jerez, bajo la dirección compartida del bailarín y coreógrafo Rafael Estévez, “un artista por excelencia y referente absoluto para mi generación”, añadió la bailaora. “Ha aportado mucho en conceptos, ideas y coreografías”, dijo Concha Jareño sobre la implicación de Estévez en este trabajo.

Sin embargo, este recorrido histórico viene marcado por los complementos del vestuario flamenco, al tiempo que sirve de pretexto para llevar a cabo una sucesión de coreografías que, aunque de otros tiempos, están ideadas desde la perspectiva del siglo XXI.

En ‘El baúl de los flamencos’ podrá verse “cómo el peso del vestuario impedía ciertos movimientos de las bailaoras y, a medida que el vestuario se convierte en más liviano, también cambia su baile”, indicó Concha Jareño. Sin embargo, la idea central gira en torno a los complementos y estos son analizados desde una óptica socio-cultural. “Damos por sentado que esos complementos siempre han formado parte del flamenco, pero muchos de ellos se crearon para usos muy distintos”, explicó la bailaora madrileña.

A la hora de exponer sobre el escenario el momento de su introducción en el baile del abanico, el mantón, el bastón u otros complementos, Concha Jareño reconoció que, en algunos casos, “hemos recurrido a la fantasía”, puesto que “no hay una certeza documental de cómo llegan al flamenco”. No obstante, se ha buscado su encaje en el espectáculo “desde la coherencia para mostrar cómo han llegado a ser parte de la danza”.

De algún modo, Concha Jareño –y también la de Rafael Estévez- establecen un paralelismo evolutivo entre el baile y el vestuario y sus complementos. En opinión de ambos, “todos estos complementos y vestuarios mantienen su estética inicial y, paradójicamente, están en constante evolución hacia otras formas y patrones al igual que el arte al que viste”.

A Concha Jareño le acompañará al baile como artista invitado Adrián Santana. Otro de los invitados es Ana Salazar –cante y baile-, a los que se suman la guitarra de Juan Antonio Suárez ‘Cano’ –autor de la música-, el cante de Manuel Gago y David Sánchez ‘El Galli’, la percusión de Bandolero y las palmas de Torombo.

‘El baúl de los flamencos’ está estructurado en doce escenas. Algunas de ellas con coreografía de Concha Jareño; otros cuentan con el sello de Rafael Estévez y Valeriano Paños. Bulerías, tangos de Cádiz, guajiras, cantiñas, soleá y peteneras son palos por los transita esta propuesta, tomando como referencias históricas a Pastora Imperio, Antonio Chacón o Carmen Amaya.

Entre Cádiz y Sevilla

El camino que va de Cádiz a Sevilla y viceversa lo recorrerán Claudia Cruz y Marina Valiente a través de sus bailes en su espectáculo ‘Cádiz-Sevilla, ¡Qué maravilla!’, que podrá verse en Sala Compañía dentro del ciclo ‘De la raíz’.  Los aires marineros de la Caleta los pondrá Claudia Cruz, mientras que la femenidad y elegancia del baile sevillano estará representado por Marina Valiente. Para ello, contarán con Moi de Morón y Pepe de Pura al cante y la guitarra de Román Vicenti.

“Nos admiramos mucho como artista y persona y, por eso, decidimos hacer algo juntas”, indicaron tanto Claudia Cruz como Marina Valiente. “Somos mucho de nuestra tierra”, apostilló Claudia Cruz, que definió este montaje como “muy flamenco, con mucha frescura y muy alegre”.

La bailaora gaditana comenzó su despegue en 2008 participando en el espectáculo ‘Cádiz’ y formando parte de la Compañía de Antonio El Pipa hasta 2013. Aquel año fue cuando bailó en el Teatro Villamarta de la mano del bailaor jerezano en la reposición de ‘Vivencias’. En solitario presentó su pieza ‘Con alma’ en 2009 en la Central Lechera de Cádiz, una senda que iniciara dos años antes debutando en el Corral del Carbón de Granada.

Marina Valiente ha forjado su personalidad en el baile, curtiéndose en tablaos como Los Gallos de Sevilla y el Cordobés de Barcelona. ‘Galvánicas’ de Israel Galván, ‘Puente de Triana’ de Rafael Campallo, ‘Cádiz de la Frontera’ de Andrés Peña y Pilar Ogalla y ‘Los invitados’ de Belén Maya son algunos de los espectáculos en los que ha participado.

Por otra parte, la intención de integrar varias especialidades de la danza es el propósito del Centro Andaluz de Danza a la hora de sus alumnos interpretaran las coreografías ‘Aires’ y ‘Marismas’ en Sala Paúl tanto el martes día 3 de marzo (17 horas) como el miércoles día 4 de marzo (12 horas).

En ‘Aires’ se pondrán en escena dos coreografías, una de danza española con músicas contemporáneas y otra realizada por los alumnos de danza neoclásica interpretando una soleá por bulerías.

En cambio, ‘Marismas’ está basada en la idea original y coreográfica de Ramón Oller e inspirada en aires flamencos y de danza española, que se estrenó en octubre de 2001, a la que se le ha incluido, junto a las originales de Ramón Oller, nuevas piezas de flamenco y danza española, de la mano de Rocío Coral y Rubén Olmo, y en la que participan alumnos de las especialidades de danza contemporánea y española.

Noticia de Festival de Jerez, Importante en Festival de Jerez, Media Importante en Portada, PortadaComments (0)

Sabiduría exquisita


Cualquier palabra de agradecimiento a Paco Cepero se queda corta. Llevar a Jerez por bandera a través de sus manos es un manifiesto constante en su vida. Su personalidad tocaora, su creatividad compositora o su compás en el acompañamiento lo hacen merecedor de cualquier premio de los que tiene y de los que tienen que llegar. Porque Cepero es uno de los grandes del toque flamenco.

Su vida ha estado ligada al acompañamiento al cante, pero su obra es aún más extensa que su leyenda. Compositor de músicas, se lo han rifado artistas de la talla de Rocío Jurado, Chiquetete o Isabel Pantoja por citar algunos.

Alejado de ostentosos diseños, el último espectáculo de Cepero es redondo; en lo musical y en lo estético. La alternancia de sus toques con el baile de Álvaro Paños, Carmen Herrera y Ana Latorre, coreografiando parte de la obra ‘Suite Gades’, es magnífica. Tres movimientos para tres bailaores que mostraron su flamenquería gracias a las coreografías de Javier Latorre.

Las transiciones entre baile y toque fueron el espacio vital para que Cepero cambiara su registro. Ayudaron las solventes y ajustadas guitarras de Miguel Salado y Paco León juntó al violín de Sophia Quarengui y el compás de Chicharito.
‘Domingo de carnaval’, ‘Cartuja’, ‘Corazon y bordón’ y un extenso recorrido por composiciones de sus trabajos discográficos dieron muestra de su excelsa creatividad.

El toque en Paco es propio. Escuchas tres notas de la sonanta y ya es perfectamente reconocible a quien se escucha. Porque la utilización del bordón y de las escalas son una máxima en el sonido que es capaz de extraer a las seis cuerdas.
Las sevillanas ‘Calle encaramá’ volvieron a traer a escena al elenco bailaor, que individualizó con cada una de ellas tres estampas de gran belleza expresiva. ‘Fuente de cristal’, ‘Capricho’ y ‘Despertar en Jerez’ terminaron de consolidar su repertorio tocaor.

Con una nana, Rancapino Chico participó del espectáculo, que terminaría con una de las obras más emblemáticas del tocaor: ‘Agua marina’. Jerez debe cuidar artistas de la falla de Cepero para seguir vendiendo al mundo que por algo es cuna de flamencos.

Noticia de Festival de Jerez, Importante 2 en Portada, Importante en Festival de Jerez, PortadaComments (0)

Seis guitarras; un genio


No. Paco no se ha ido. Paco está más vivo que nunca. Su música sigue viva. Su legado no solo es su figura. Su legado es su nombre, su persona, su humildad, su genialidad. Su música. Por esto y mucho más, Paco de Lucía es el músico más importante del siglo XX. Y seguramente del siglo XXI. Maestro de maestros, genio entre los genios, la música del de Algeciras está en todas las composiciones de los nuevos compositores flamencos. No puede ser de otra manera.

Da igual que hablemos de Jerez, Morón, Granada o cualquier otra localidad con grandes escuelas tocaoras; Paco de Lucia está, vive y vivirá en todas ellas a partir de ahora. Villamarta acogió un más que merecido homenaje al genio de la sonanta. ‘Un año sin Paco’, reza la cabecera del espectáculo. Pero más que un año sin Paco es ‘otro año con Paco’. Comienza con su fallecimiento una nueva era en el toque. Su música está ahora más vive y presente que nunca; porque está en las manos de todo aquel que publica al aire una nota saliente de sus seis cuerdas.

Así, con la mejor de las intenciones, seis notables guitarristas jerezanos rindieron honores al maestro. No estuvieron todos los que son ni fueron todos los que están, pero la representación del toque jerezano estuvo. Como cualquier homenaje no hay ‘peros’ que objetar.

Con un diseño sencillo, como a Paco le gustaba, se sucedieron por el escenario los tocaores. Dos regalos cada uno. Uno propio y otro del maestro. Comenzó el más joven de los jerezanos, Manuel Valencia por soleá ‘Glosa a Niño Ricardo’ y alegrías. Manuel es flamenco y sus manos suenan a Jerez puro.

Santiago Lara se atrevió con granaina y bulerias (Río de la miel). Lara, tiene en sus manos la capacidad de hacer fácil lo difícil. Sus composiciones se encuentran en el paraninfo de la creatividad.

José Quevedo, con malagueñas de cuño propio (Casa Quevedo) demostró que lo moderno es lo más antiguo en el toque flamenco. El zapateado (percusión flamenca) es un giro de tuerca a la armonía flamenca.

Uno de los grandes momentos evocadores al maestro Paco fue la unión de seis manos con ‘Ziryab’. Santiago Lara, José Quevedo y Alfredo lagos junto al cante de Miguel Lavi y David Carpio. Dos de los mejores metales plazueleros de nueva generación de cantaores sonaron a estaño fundido. Lástima que el volumen de sus micros no fuera suficiente; al menos el eco quedó. Paco acostumbraba a llevar un bailaor en sus giras. Joaquín Grilo o Farru, por citar algunos, formaron filas de la compañía del de Lucia. Barullo encarnó ese rol en esta composición por seguiriyas. Su aptitud, su energía, la escuela de los Montoya que lleva por bandera, deslumbró soberanamente.

Alfredo Lagos, otro jerezano de pro, inmenso en visión y conocimiento del mástil, homenajeó con ‘tío Sabas’ (taranta) y ‘Piñata’ (tanguillos). Hizo lo propio Juan Diego por seguiriya y con ‘Romance a Paco’.

Gerardo Núñez, probablemente el más internacional de los guitarristas de Jerez, fue un paso más allá. ‘Canícula’ y ‘Templo del Lucero’ son dos composiciones que están en otra órbita del toque. La de dos maestros que poseen en sus menos el poder sublime de la transmisión ‘jonda’ de la sonanta.

De nuevo Barullo con su arrollador baile hizo soleá por bullerais, pieza que, aunque magistral en el desarrollo, sobraba definitivamente en este homenaje pues alargó el minutaje total a más de horas de espectáculo.

Como cualquier evento que se precie hubo fin de fiesta. Seis tocaores, doce manos, 30 cuerdas y el recuerdo al más grande. Acompañaron al compás Manuel Salado y Quini junto al cajón de ‘Cepillo’. Los tres, dueños soberanos del compás. Homenaje de bandera. Sin grandes pretensiones. Con el máximo de los respetos y esmeradamente cuidado.

¡¡Paco se lo merece todo!!

Noticia de Festival de Jerez, Importante 1 en Portada, Mediana en Festival de Jerez, PortadaComments (0)

Guitarristas jerezanos rinden homenaje a Paco de Lucía en el aniversario de su muerte


Cuando se cumple un año de la inesperada muerte del genial guitarrista Paco de Lucía, el Festival de Jerez rinde homenaje a su figura con el espectáculo ‘Un año sin Paco’. En él una serie de guitarristas jerezanos recordarán su música, al margen de hacer sonar la suya propia. Tal es el caso de Gerardo Núñez, Alfredo Lagos, Juan Diego Mateos, José Quevedo ‘Bola’, Santiago Lara y Manuel Valencia. La cita será este jueves día 26 de febrero en el Teatro Villamarta

El mismo día, pero en Sala Paúl, los bailaores Marco Flores y Olga Pericet ofrecerán un curioso ‘Paso a dos’, guiados por las palabras de José María Velázquez-Gaztelu.

La presentación de ambas propuestas del certamen estuvo presidida por Antonio Real, delegado de Turismo, Cultura y Fiestas del Ayuntamiento de Jerez. En su breve intervención, Real destacó la figura de Paco de Lucía, su importancia dentro del mundo del flamenco y la oportunidad de este espectáculo. “Un merecido homenaje en el marco de este Festival”, apuntó.

“No se trata ahora de un concierto compartido, sino de un símbolo”, asegura Juan José Téllez, escritor y biógrafo del guitarrista de Algeciras. “Muerto Paco, no se acabó la guitarra”, añade. Resalta que el inesperado fallecimiento de Paco de Lucía tiñó de luto la pasada edición del Festival de Jerez hasta el punto de que Tomatito suspendió su actuación, prevista en el Teatro Villamarta.

“Seis guitarristas de muy diferente extracción, carbono 14 y tendencia, vienen a simbolizar las cuerdas de esa sonanta colectiva que quedó maltrecha pero no húerfana”, sostiene Juan José Téllez. “Esa es la última victoria de Paco, la inmortalidad de su genio”, concluye. A su juicio, los seis guitarristas que actuarán en ‘Un año sin Paco’ representan a “una magnífica selección para la división acorazada de nuestra guitarra contemporánea”.

El genio más grande

“Nos hubiera gustado que Paco estuviera entre el público. Estaríamos más asustados, pero hubiera sido más agradable”, señaló Santiago Lara. “Para mí ha sido el genio más grande que ha dado el flamenco y cada uno de nosotros le rendirá homenaje a su forma”. Él tocará un tema de su propia cosecha y otro del maestro, ‘Río de la Miel’.

Sin embargo, quien abrirá el espectáculo será el joven Manuel Valencia por soleá con el tema titulado ‘Gloria al Niño Ricardo’ y por alegrías. “Mi homenaje al más grande”, dijo escuetamente ante los medios de comunicación.

Tras Santiago Lara, el segundo en hacer sonar su guitarra, tomará el relevo José Quevedo ‘Bola’. “Hace un rato un niño me ha dicho: ‘A mí me gustaría ser com Paco de Lucía’. Y yo le he contestado: ‘A mí también”, relató como anécdota. De esta forma, se refleja la dimensión artística del maestro de Algeciras y su gran trascendencia en el mundo del flamenco. “Afrontar ante el público cualquier pieza del maestro conlleva una gran responsabilidad”, añadió José Quevedo. En cualquier caso, en su opinión, este montaje es también “una forma de reivindicar que la guitarra está viva y él ha hecho que esté más viva que nunca”.

Para Juan Diego, el reconocimiento a la figura de Paco de Lucía no sólo tiene lugar con esta propuesta, sino que “muchas veces te acuerdas de él cuando tocas”. “Ha sido como un espejo donde mirarte y culpable de que se nos metiera el gusanillo de la guitarra por dentro”, indicó. Seguiriya y ‘Romance por Paco’ serán los dos temas que interpretará en solitario.

En cambio, Alfredo Lagos hará sonar ‘Tío Sabas’ por tarantos y ‘Piñata’ a ritmo de tanguillos y confesó las ganas que tienen todos de “hacer esta especie de homenaje con cariño y respeto”. El último turno de actuación en solitario corresponderá a Gerardo Núñez, con ‘Canícula’ y ‘Templo del Lucero’.

No obstante, habrá tres temas de conjunto. El denominado ‘Ziryab’, con la colaboración de El Barullo al baile, una soleá y el fin de fiesta final por bulerías. El elenco artístico lo completa el contrabajo de Antonio de Miguel, el cante de Miguel Lavi y David Carpio, la percusión de Cepillo y las palmas de Manuel Salado y Quini.

Previamente a este ‘Un año sin Paco’, el baile toma el protagonismo en el certamen con un singular ‘Paso a dos’ con Marco Flores y Olga Pericet, guiados por las palabras de José María Velázquez-Gaztelu, en el escenario de Sala Paúl.

“Escribí un guión pensando en ellos y ellos también pensaron en mí cuando se lo propusieron”, dijo Velázquez-Gaztelu. La propuesta llegó desde Bilbao, para el ciclo flamenco que organiza la BBK. Por tanto, este ‘Paso a dos’ casi es un ‘Paso a tres’, según el narrador de este montaje. “Es una propuesta sobre la comunicación. Los someto a una entrevista y ellos responden al ‘martirio’ de mis preguntas para saber lo que piensan y lo que sienten”, precisó.

Otra dimensión del baile

De esta manera, “el público los comprende mejor”, puesto que se descubren “signos y claves ocultas que van tomando vida y, de este modo, el baile adquiere otra dimensión”, señaló Velázquez-Gaztelu.

Y esas impresiones fueron corroboradas por los dos bailaores. “A nivel de encuentro y emoción, resulta increíble”, dijo Olga Pericet. “Es una especie de balance de nuestra experiencia artística y vibramos los dos. Surgen cosas que nunca me habían pasado en el escenario”, comentó. Por su parte, Marco Flores se mostró “contento” de formar parte de este proyecto. “Fluye de manera natural”, aclaró.

En este ‘Paso a dos’ –que cuenta con la colaboración de Cajasur- estarán acompañados por las guitarras de Antonia Jiménez y Víctor ‘El Tomate’ y el cante de Mercedes Cortés, Inma Rivero e Ismael ‘El Bola’.

Noticia de Festival de Jerez, Mediana en Festival de JerezComments (0)

xerintel
Gestoria Cadiz

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

marzo 2021
L M X J V S D
« feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
Rodal Cash

Barrio a Barrio

Servicios