Banner Circuito, GP España 2018

Gades en el tiempo. El tiempo de Gades

Fue una obra mítica y clave en la carrera de Antonio Gades. Mítica por el resultado y la proyección que, un cuarto de siglo después, sigue teniendo en la actualidad teatro-flamenca. Clave porque Gades atravesaba uno de esos momentos personales y vitales en los que su mente y su intelecto eran ajenos al mundo real. Quizás por eso, la creatividad de los grandes genios aflora cuando sus estados de ánimos se encuentran en un mundo paralelo. Del sufrimiento, del dolor, nació esta interesante propuesta rescatada por la fundación que lleva su nombre.

De entrada “Fuego”, segundo acercamiento de Gades a la obra de Manuel de Falla estuvo lleno de tópicos. Tópicos propios de la Andalucía más vendible, más exportable y más cañi. Hay que contextualizar las intenciones y el momento en que Gades abordó este proyecto para entender hoy esta obra. Coincidiendo con el día de Andalucía, esos tópicos típicos de la cultura andaluza ordenaron el origen y final del espectáculo. Como argumento principal, el amor, los celos y la conquista con final feliz, boda incluida. Como elementos generadores, un elenco artístico de un gran nivel tanto en lo dancístico como en lo musical.

Las diferentes estampas y escenas fueron loables. Sin embargo, el componente repetitivo marcó el destino general de una obra que bien estuvo en lo coreográfico, pero aburrido en lo extenso de cada estampa.

A destacar la inmejorable actuación de Esmeralda Manzanas en el papel de Candela y la de Jacob Guerrero como Carmelo.

La participación del cuerpo de baile en lo musical, véase, todos cantaron la práctica totalidad de los cantes/canciones dio redondez a la trama en tanto que los diálogos necesarios de sus protagonistas eran imprescindibles. Desde la gracia de los tanguillos hasta los villancicos y los tangos de Graná en el rito del casamiento.

La obra fue a más con la voz en off de Rocío Jurado interpretando el ‘Fuego fatuo’ y coreografíado tanto en grupo como con pasos a dos. Esto fue lo que faltó para dar mayor protagonismo a sus actores principales: aunque haberlos los hubo, se convirtieron en escuetas pinceladas de danza. Romper la monotonía del grupo era necesaria. Tanto como la danza en pareja.

En general la obra mantiene el hilo conductor y la atracción del público en el tiempo gracias a los continuos cambios de ritmos. En contra de esto, lo excesivo en lo temporal de cada escena que daba apariencia ser cíclica.

Las escenas cambiantes, de la pelea, las Navidades, el Rocío, la danza del fuego y la vida final formaban parte de esas conexiones programadas por Gades para redondear una obra rica en matices castizos.

En definitiva, un montaje escénico con un elenco artístico sobresaliente y un recuerdo más que merecido al trabajo de Gades.

Sin comentarios

Escribir un comentario

xerintel

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
reporteros anuncio

Barrio a Barrio

Servicios