Algosur

“Las ondas de las antenas me han triturado; vivo como una cucaracha arrinconada”

Belén Gómez tiene 39 años y la vida cercenada por una enfermedad de la que nadie encuentra cura. Esta jerezana ha relatado en primera persona el infierno que vive desde 2002, fecha en la que empezó la implantación de antenas de telefonía móvil que ha ido complementada tecnológicamente con la aparición del wifi, multiplicando progresivamente los efectos nocivos sobre la población. Ella es un claro ejemplo de una realidad negada por las autoridades, como se lamenta, con la que sin embargo ha de convivir día a día: el síndrome de hipersensibilidad central o, lo que es lo mismo, la hipersensibilidad a los campos electromagnéticos. “Todo empezó en 2002, cuando colocaron una antena de telefonía móvil en la avenida San Juan Bosco, cerca de mi casa. Entonces comenzaron los dolores fuertes de cabeza y las náuseas, que fueron aumentando hasta que los síntomas se extendieron con una debilidad física extrema”.

Como cuenta Belén, después de todo un rosario de consultas a diversos médicos un especialista le diagnosticó esa patología contra la que, en principio, parece no haberse encontrado un tratamiento adecuado. “El cuerpo apenas me responde y hay veces en que mis padres me tienen que dar de comer, porque no puedo ni coger el plato. Lo peor es que he probado tratamientos y ninguno funciona; esto es como el que es alérgico a la leche y el médico le dice que no debe probarla más, solo que en este caso es imposible aislarse de los campos electromagnéticos”. Lo cierto es que ha probado todo, incluso vivir en la zona rural, donde asegura que la radiación de las ondas es aún mayor que en la ciudad. “Esto me ha triturado la vida por completo, ha mermado mi vida tanto laboral como social. Yo no puedo trabajar, porque no puedo estar en un edificio o entorno donde perciba las ondas, y prácticamente ni puedo ir por la calle, que está llena de wifis. Mi vida se ha vuelto un infierno, vivo como una cucaracha arrinconada”.

Esta situación tan extrema es la que ha llevado a Belén a unirse a la lucha encarnizada emprendida por la federación de asociaciones de vecinos Solidaridad, ya que ella sufre las consecuencias de todo ello en primera persona. Una de las soluciones del problema pasaría, según ella, por concienciar a las autoridades en la necesidad de cuidar a sus ciudadanos: “Hay una ignorancia y una desinformación brutal sobre este tema. Tienen que leer informes científicos y tomar medidas. No hacen falta cambios radicales, yo misma tengo internet en casa solo que por cable fijo. Además, deben cuidar la potencia de las antenas, que en España es mucho más alta que en otros países de la Unión Europea”.

VACÍO LEGAL Y PERMISIBIDAD

Como ha explicado Paco Gil, miembro de la junta directiva de Solidaridad, en la actualidad deberían existir ‘solo’ 140 antenas en Jerez, pero “hay muchísimas más camufladas”. Según él, la potencia en la que se emiten las ondas es de 4.500 microbatios por centímetro cuadrado, cuando el Parlamento Europeo ha establecido el último parámetro a seguir en 0,1 microbatios por centímetro cuadrado en la vía pública, y la mitad en vivienda. Una batalla que ha llevado al colectivo vecinal a contactar con el Ministerio de Medio Ambiente, los distintos partidos políticos y el Defensor del Pueblo Europeo, sin haber obtenido una respuesta satisfactoria hasta el momento.

“El problema es que en España existe una vacío legal del que las empresas se aprovechan -apostilla Belén-. Lo que muchos no saben es que las ondas también son las causantes de otras enfermedades con las que aparentemente no tienen conexión. Como dicen los expertos, el wifi es un cáncer a domicilio”. Aunque la lucha se les presenta ardua, los perjudicados apoyados por Solidaridad continuarán batallando para que las autoridades “cuiden de sus ciudadanos” y los afectados puedan, al menos, llevar una vida de la forma más digna posible.

3 comentarios

3 comentarios a ““Las ondas de las antenas me han triturado; vivo como una cucaracha arrinconada””

  1. jaime dice:

    A ver si somos un poquito más críticos, solo escuchar al Sebastián Peña hablar de ciencia debería echar patrás

    http://yamato1.blogspot.com.es/2011/09/abc-y-los-malvados-campos.html

  2. Frecuencimetro dice:

    Vamos a ver. No dudo que pueda tener dicha enfermedad. No soy médico. Pero de Campos Electromagnéticos entiendo un poquito. ¿Dónde están las medidas el certificado de calibración de las sondas y el método y condiciones de medida? . A ver qué datos proporcionamos a la Sociedad… Que ya me he encontrado a muchos expertos en EMF que son fontaneros y se sacan algo más que perrillas engañando a la gente.
    En cuanto a la protección contra el wifi y lo demás hay ropa específica en Internet para estos temas. Es una putada en verano, pero la única alternativa es un barco en alta Mar.

  3. Pedro dice:

    Es de agradecer a la Asociación de vecinos su preocupación sobre el tema. Sólo los ignorantes o los que se están lucrando con las antenas directa o directamente pueden darse la vuelta y mirar para otro lado.
    Hasta la OMS reconoce ya que los campos electromagnéticos crean cáncer.
    Pero como siempre,tienen qeu venir los ciudadanos a exigir a las autoridades una responsabilidad.

Trackbacks/Pingbacks


Escribir un comentario

xerintel
Gestoria Cadiz

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
Gestoría Cáliz

Barrio a Barrio

Servicios