HLA, Reumatología

Campaña de prevención de las lesiones medulares durante el verano

La Delegación de Bienestar Social, Igualdad y Salud, que dirige Isabel Paredes, ante el inicio de la época estival, ha iniciado una campaña de prevención para informar de los riesgos de accidentes y lesiones medulares en las piscinas, o en espacios acuáticos naturales como las playas o ríos, originadas por las zambullidas inadecuadas. La campaña municipal se difundirá en las redes sociales porque está dirigida especialmente a los jóvenes.

La delegada municipal ha afirmado que desde el Ayuntamiento “tenemos que velar por la salud de la ciudadanía”, dentro de nuestras competencias de prevención e información de riesgos, “por eso es necesario dotar a los ciudadanos de herramientas y mecanismos que ayuden a reducir estos riesgos; la campaña pretende concienciar y sensibilizar de que estas zambullidas pueden tener graves consecuencias”, ha añadido. La delegada ha advertido que existe un gran desconocimiento de los riesgos que suponen los saltos de cabeza, o sumergirse en el agua de forma inadecuada, “a pesar de ser la principal causa de la lesión medular y del shock termodiferencial, por creemos conveniente llevar a cabo esta campaña de sensibilización, información y prevención en unas fechas en las que el buen tiempo invita a muchos jerezanos tomar baños en piscinas, playas o ríos”.

Las lesiones se producen por el impacto de la cabeza contra el fondo u otros objetos y también por el impacto con la superficie del agua a gran velocidad al lanzarse desde una altura. “La imprudencia puede traer consecuencias fatales derivadas de las zambullidas y de este tipo de saltos de cabeza al medio acuático que afectan a nivel cervical. Estas lesiones pueden producir parálisis inmediata y ahogamiento, tetraplejias completas e incompletas, hemiplejias, o lesiones en la cabeza que conllevan problemas cerebrales, entre otros”, ha subrayado.

Los saltos de cabeza causan más del 70 por ciento de todas las lesiones medulares relacionadas con actividades deportivas y recreativas. De ellas un 10% se producen en los niños menores de 14 años. “En las piscinas ya se ha detectado un aumento de usuarios jóvenes realizando este tipo de actividades. Por suerte, la mayoría de las normativas reguladoras de piscinas en nuestro país prohíben los saltos de cabeza. Debemos insistir en la importancia de la vigilancia para detectar y limitar este tipo de prácticas, ya que la realidad es que cada año siguen produciéndose este tipo de lesiones”, ha manifestado la delegada.

En las primeras experiencias

Un estudio de las lesiones causadas por inmersión en jóvenes (de la European Child Safety Alliance, Eurosade) demostró que el 44% de las lesiones medulares graves se produjeron en la primera visita a una piscina, y el 28% en la primera inmersión, no habiendo indicadores de la profundidad en el 87% de las piscinas. Es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar toda inmersión brusca por zambullida. En el caso de realizar esta práctica hay que conocer la profundidad del agua en la que nos sumergimos, que debe ser como mínimo de un metro y medio de profundidad, o aún mayor si la altura desde la que se salta es elevada. Lógicamente hay que descartar lugares no aptos desde los que tirarse, como son árboles, balcones u otros espacios inadecuados.

Tampoco debemos tirarnos de cabeza en lugares en los que se desconozca la profundidad, ya que podría ser menor de la que se piensa, con la consecuencia de golpes graves y posible lesión medular. Es aconsejable introducirse en el agua lentamente o tirarse de pie varias veces antes de hacerlo de cabeza. Al zambullirse de cabeza, los brazos deben situarse en prolongación del cuerpo para proteger cabeza y cuello. Una mala caída desde una elevada altura, aunque se caiga en el agua, puede tener como consecuencia una lesión grave. Los lugares con poca profundidad y aguas turbias son peligrosos, porque no es posible visualizar si hay elementos sumergidos (rocas, árboles u otros objetos) contra los que se puede impactar. En zonas naturales (ríos, lagos, mar, embalses) hay que comprobar siempre la profundidad ya que los niveles del agua pueden variar de un día para otro por diferentes factores (mareas, corrientes, aperturas o cierres de compuertas, etc.).

Otro caso muy común es lanzarse de cabeza contra las olas, si se hace es necesario comprobar antes que la profundidad después de la ola es suficiente. Es preciso recordar siempre que son muchas las personas que han padecido una lesión medular para siempre por no tener en cuenta las recomendaciones anteriores. En definitiva, debemos buscar siempre una adaptación progresiva del organismo al medio acuático, sobre todo si hay diferencia de temperatura en el agua y la ambiental, o en el cuerpo por exposición al sol o al haber realizado ejercicio físico.

Sin comentarios

Escribir un comentario

xerintel
Gestoria Cadiz

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
Gestoría Cáliz

Barrio a Barrio

Servicios