Junta, 25N violencia género

La cantera de la Semana Santa asegura un futuro dorado para nuestra Semana Mayor

img_1136

Picture 1 of 33

Por si quedaban dudas… Por si alguien no lo sabía, llegó el Sábado de Pasión envuelto en las lluvias de marzo, poderoso y potente, demostrando que hay futuro para la Semana Santa de Jerez, y que ese futuro apunta incluso más maneras que muchos presentes actuales. Cinco hermandades de penitencia más una agrupación parroquial salieron ayer a las calles de nuestra ciudad, convirtiendo la jornada de vísperas en una jornada más, enclaustrada en la Semana Santa pero sin serlo aún. Poco importó que algunas de las hermandades tuvieran que retrasar su horario para poder salir debido a las condiciones climatológicas…

Todas ofrecieron lo mejor de su repertorio, y todas consiguieron cautivar al público que iba a su encuentro. Cada una con sus formas, cada una con su estilo. Y todas, no pretendiendo ser más de lo que son en realidad, sin duda, el éxito más importante para quien está naciendo. Así lo hizo la hermandad de la Humildad y Paciencia, que demostró una vez más que dos más dos no siempre son cuatro. Y no lo son, porque si contáramos sus nazarenos, apenas si llegarían a ochenta, pero su compostura y saber hacer hace que parezcan que son muchos, muchos más. Impresionante el paso de la cofradía por la calle Molineros, y piadosa su estación de penitencia en la iglesia de San Miguel.

Esta parroquia, sin duda, tiene su encanto. Pero amén de las ganas que los cofrades tengan de ir a esa parroquia, lo cierto es que la acogida y el entusiasmo que le ponen los feligreses que capitanea el párroco, Angel Romero Castellanos, hacen de San Miguel la casa de todos. Hasta allí fue Humildad  y Paciencia, pero también fue la hermandad de la Sed, recientemente constituida como tal, que volvía con su portentoso crucificado al lugar donde se bendijo. Cirios encendidos, como debería ser en todos los templos de la ciudad, música sacra sonando, y una corporación que llegó a San Miguel como quien llega a su propia casa. Cofradía grande, como grande es su imagen titular, que tuvo el detalle además de salir de San Miguel a palillera para no molestar la estación de penitencia de la hermandad de la Santísima Trinidad.

Eso ocurrió en el centro de la ciudad, y sólo con eso ya hubiera merecido salir a la calle. Pero Pasión nos deparaba la agradable sorpresa de sus túnicas, espectaculares, y de su cuadrilla de costaleros, al mando de Ezequiel Simancas. El futuro de la costalería en nuestra ciudad pasa por las manos de estos jóvenes capataces que ahora comienzan, y que con talento y tesón van colocando las cosas en su sitio. Pocos se acuerdan ya de aquella primera reunión de costaleros cuando nombraron a Simancas capataz. Pocos, muy pocos saben ahora que apenas si tenía hombres para cubrir una cuadrilla. Hoy, la cuadrilla de Pasión rivaliza con sus propios hermanos, con sus propias túnicas, y con lo que quiera rivalizar, siempre en el buen sentido de la palabra, porque se ha convertido en un santo y seña de la nueva hermandad de la zona de Montealegre.

Posiblemente desde allí, desde la otra punta de la ciudad, se escucharan las cornetas de la Presentación al Pueblo, de Dos Hermanas. Si la agrupación parroquial de La Misión quería llamar la atención, concentrar las miradas en su nazareno y ser un reclamo para esta jornada, sin duda lo consiguió anoche. No es que le haga falta mucho más que su Cristo, absolutamente arrebatador, para hacerlo, pero si le suman la banda que toca, entre otras muchas hermandades, detrás del Cachorro de Triana, es evidente que la curiosidad estaba más que justificada. Increíbles los agudos de la formación e increíble su potencia, y un buen caminar del paso de misterio acompañó en todo momento a una banda que es, hasta ahora lo mejor que se ha escuchado en nuestra ciudad en los últimos años.

Y por último, Guadalcacín. Y merece capítulo aparte… Porque es una pequeña ciudad volcada con su Cristo. Porque es un Cristo que se crece cuando lo colocan sobre el paso. Porque es un párroco que, con mucho trabajo y esfuerzo, se ha ganado el cariño de toda su feligresía. Porque la Sentencia es un bandón, y no dejará de serlo mientras ellos quieran. Porque la Entrega, la hermandad de Guadalcacín, se merecería poder cumplir su sueño de llegar un día a Carrera Oficial, fuera como fuera. Por todo eso, porque ayer realizó una magnífica estación de penitencia, porque ya son una hermandad grande, y por muchas más cosas que se vivieron anoche cuando la hermandad, pese a las inclemencias meteorológicas, decidió salir, merece la Entrega este capítulo aparte. Semana de Jerez, pero en una pedanía. Increíble, pero cierto.

Sin comentarios

Escribir un comentario

Agrotecma
Agrotecma
xerintel
Gestoria Cadiz

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
Cooperativa Las Marismas

Barrio a Barrio

Servicios