HLA, maxilo banner 2

Tentación convertida en tentativa

Ruben Olmo ha dado un paso más en su trayectoria acudiendo a Edgar Alan Poe para diseñar un espectáculo de danza tan personal como abstracto. En la búsqueda de nuevos horizontes, de nuevos argumentos, la obra de Poe fue llevada a escena en un festival de danza. Esto es el Festival de Jerez. Así que nadie se asuste si encuentra una obra como la de anoche. Porque danza hubo. Mucha. Y de la buena.

Rubén Olmo es polifacético, poliédrico. Es capaz de exprimir sus bondades dancísticas para regalar un baile manifiestamente vivo. Otrora es la consecución de sus objetivos.

Es innegable su calidad artística, su técnica, su amplitud de miras. Sin embargo ‘La tentación de Poe’ pecó de ser un esmerado baile átono cuyo  resultado fue liviano. Escenográficamente la sencillez marcó el espacio. En lo musical fue donde el triunfo se aseguró. Porque Juan José Amador llevó el peso del cante. Poca participación, seguiriyas y poco más pero sobradas y hondas. Porque el violín de Bruno Axel dirigió la orquesta junto al Cello de Sancho Almendral y junto a Agustin Diassera. Si hubiera que darlo, el ‘Óscar’ a la mejor música sería para ellos.

Las ocho escenas de la obra fueron secuencias con guiños constantes a las películas de Poe. Hasta aquí todo bien, pero si uno no conoce su obra, no consigue entender su contenido; y mucho menos la traducción de Rubén con su danza. No porque no fuera válida, que fue sublime, sino porque aún leyendo el programa de mano apenas es entendible. Sólo un pasaje nos aclaró lo que quería transmitir; ‘alucinación’ fue un estado de locura transitoria con el acompañamiento de los alumnos del Centro Andaluz de Danza. El antes y el después pecó de monótono. Ni siquiera las proyecciones conseguían captar la atención del público, que por cierto estuvo frío durante el tiempo que duró. Ni siquiera la voz en off de Antonio Canales.  Solo reaccionó cuando finalizó el espectáculo.

Un baile tétrico, desolado, convirtió el discurso en lineal. Y fue una pena porque había mucha leña que cortar. Pero el árbol quedó en pie.

”Virginia Eliza Clemm’ fue representada por Sara Vázquez. Tanto su coreografía, como su vestuario hicieron el intento de romper la monotonía escénica. Por momentos validó sus intenciones, pero la repetitiva vuelta al guión original y repetición del mismo ritmo llano hicieron que la obra no conectara con el público en ningún momento.

Poe fue tentado. Pero siguió su camino.

 

Sin comentarios

Escribir un comentario

Dicamortes.


Expertos en la mejor carne de cerdo ibérico

Estuarkos
Ara del Rey
xerintel
Gestoria Cadiz

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

febrero 2015
L M X J V S D
« ene   mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
reporteros anuncio

Barrio a Barrio

Servicios