Junta, banner 2

El jerezano que liberó París

El 26 de agosto de 1944, el general De Gaulle, acompañado del general Leclerc, entraba victorioso por los Campos Elíseos de París. Dos días antes se había producido la liberación de la capital francesa y el desfile, histórico por su trascendencia en la conclusión de la II Guerra Mundial, y que hoy cumple 70 años, tuvo unos invitados de excepción.

Encabezando la marcha, los ‘cosacos’, tal y como llamaba Leclerc a los españoles de La Nueve, es decir, la novena compañía del ejército francés formada por exiliados españoles que escaparon de la Guerra Civil española. Entre esos privilegiados que abrían la comitiva, un jerezano, Manuel Pinto, más conocido como Manuel Lozano. Manuel Pinto Queiroz-Ruiz nació en Jerez en 1916 y falleció en París, en el Distrito XIX, en el año 2000. Hijo de anarquista y miembro de la CNT, Pinto tuvo que abandonar la ciudad tras el inicio de la guerra en 1936. Desde entonces, y hasta su histórica entrada en una París recién liberada, Pinto combate con el bando republicano la sublevación militar hasta que, al concluir el conflicto armado, se exilia a Argelia escapando en barco junto a muchos compatriotas.

Allí, la policía francesa lo arresta y es enviado a un campo de concentración. Su historia la relata el historiador galo Laurent Giménez en un artículo llamado ‘Agosto 1944, Los Españoles en la Liberación de Paris Testimonio de un anarquista español’ y que fue publicado en 1985. “En los muelles de Orán, había unos hangares donde meterían unas mercancías. Allí habían instalado un campo, rodeado de alambre de púas y vigilado la noche y el día por la guardia móvil y por Senegaleses”, relata el exiliado jerezano, quien añade una anécdota que define la situación de los españoles que escaparon de la guerra: “ El segundo día de mi detención, pedí hablarle al director del campo. Era de origen árabe, pequeñito, bien vestido de blanco, pero muy cínico. Yo le dije que quería jabón y una tolla para lavarme. Y el tío, con las manos en los bolsillos, empezó a dar vueltas y se echó a reír: ¿Tú te crees en un hotel? ¡Esto es un campo de concentración!”.

Cuando en noviembre de 1942 los ejércitos anglo norteamericanos ocupan el norte de África, Manuel ingresa en los Cuerpos francos de África, la segunda división blindada, siendo trasladado a Inglaterra posteriormente y pasando a formar parte de la ya famosa División Leclerc, novena compañía del tercer regimiento, que combate en Normandía.  Con La Nueve Manuel entra el 24 de agosto de 1944 en París, mandado por el capitán Dronne y encabezando el convoy, en el coche de mando, justo delante del jeep del capitán. Cinco españoles y un subteniente francés son los primeros en entrar en un París ocupado. Manuel Pinto es uno de ellos.

“Nosotros les dábamos miedo a los oficiales porque los poníamos a prueba antes de darles la confianza. Si ellos chaqueteaban, nos negábamos a obedecerles. Por eso nos tenían miedo todos los oficiales franceses”, relata Manuel Pinto en el artículo recogido por Giménez, quien explica el por qué esa división, formada por esos españoles exiliados y que había vivido el sufrimiento de la guerra en todas sus vertientes, fue la primera en entrar en la capital gala: “Como Leclerc era un hombre experimentado, sabía que con una compañía de españoles podía estar tranquilo, por si acaso hubiese jaleo. Entre los soldados, ya parte de los oficiales franceses que habían tomado parte en la campaña de África, los españoles solos conocían bien la guerra”.

Tras el desfile del 26 de agosto, Pinto relata que “vinieron muchas chicas, que decían que habían tenido relaciones con soldados alemanes. Y los F.F.I venían a buscarlas para cortarles el pelo. Nosotros les dijimos a los F.F.I: aquí no hay quien toque a una de estas mujeres. ¿Han salido con alemanes?   Mientras no hayan delatado a nadie, no tiene importancia. Ir a buscar a los colaboradores franceses, no a estas pobres desgraciadas”.

Sin embargo, los españoles de La Nueve tuvieron que resignarse tras la liberación del territorio francés. En septiembre tocó luchar en Estrasburgo, pero el fin era otro: “Habíamos entrado en la división Leclerc pensando que después de Francia iríamos a liberar España”. Pero no fue así. El jerezano cuenta que “antes de Estrasburgo, comprendimos que no íbamos a liberar España. En mi compañía todo el mundo estaba dispuesto a desertar con todo el material. Campos, el jefe de la tercera sección, tomó contacto con los guerrilleros de la Unión Nacional que combatían en los Pirineos. Pero la Unión Nacional estaba manejada por los comunistas, y tuvimos que renunciar”.

Manuel Pinto se quedó en Francia, la tierra que liberó junto a sus compañeros de La Nueve, y en su apartamento del Distrito XIX parisino falleció. Le quedó la espina del reconocimiento, ese que a muchos soldados franceses, llegados desde España, les queda por recibir.

Sin comentarios

Escribir un comentario

Dicamortes.


Expertos en la mejor carne de cerdo ibérico

Patatas Cortijo
Ara del Rey
xerintel

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
reporteros anuncio

Barrio a Barrio

Servicios