Caracolá, banner

“Sacamos lo que pudimos de casa y no hemos dormido en toda la noche”

María Romo y Rosario Camacho son dos de los nueve vecinos de la zona rural que han tenido que abandonar sus casas en la noche del viernes por la crecida del Guadalete. No es la primera vez que les ocurre, y dormir en el centro de barrio de Las Pachecas, a pocos metros de sus casas aunque en un terreno más elevado, no es nuevo para ellas.

“Por la tarde todo estaba tranquilo y creíamos que podríamos volver a casa”, cuenta María mientras el puchero termina de cocinarse en este improvisado espacio donde esperan rodeadas de los muebles que han podido sacar de sus viviendas. Pero a las nueve de la noche, un familiar la alertó de que el agua ya había cubierto Los Llanos, lo que significaba que amenazaba su puerta en poco tiempo. “Además, se puso a llover”, cuenta después de haber pasado toda la noche sin dormir.

Colchones, un par de frigoríficos, televisores y otros muebles de las dos viviendas de estas cuñadas se amontonan en el centro de barrio para no sucumbir al agua. Entre las dos familias, seis personas esperan la evolución del río aunque desde que echaron la llave de su casa, María y Rosario no han querido asomarse a comprobar si el agua ha entrado ya en su hogar o se mantiene a raya. Si el tiempo sigue bien, esperan poder volver a casa “en tres o cuatro días” pero no quieren tener muchas esperanzas porque han llegado a vivir en el centro de barrio varios meses en pasadas inundaciones.

Los vecinos se acercan por el centro de barrio, donde también están las delegadas municipales Susana Sánchez y Felisa Rosado, además de miembros de Protección Civil y Policía Local, a ver cómo están las familias de María y Rosario. Muchos de ellos ayudaron anoche en la evacuación. Ya por la mañana, Antonio Navarro vigila al final de la calle el nivel del agua marcando la evolución de la crecida en la barriada con piedras. “Ha avanzado varios metros desde esta mañana”, asegura mientras el río avanza centímetro a centímetro sobre el asfalto. Para más inri, en esta zona y en circunstancias como las descritas, influye la pleamar.

María y Rosario han nacido en Las Pachecas y recuerdan otros episodios similiares. Sin embargo, según cuentan, las riadas más graves fueron las más recientes, en 1996 y en la navidad de 2009, cuando el agua campó a sus anchas por las casas con una altura de más de metro y medio. Desde entonces, se han ido recuperando poco a poco y habían renovado prácticamente por completo sus hogares, desde las paredes hasta muchos enseres. Y este fin de semana, de nuevo, tienen el miedo en el cuerpo.

Sin comentarios

Escribir un comentario

xerintel
Gestoria Cadiz

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
Algosur

Barrio a Barrio

Servicios