Algosur

“Sería un sueño morirme siendo capataz de la Merced”

Martín Gómez Moreno es sin duda uno de los capataces más consolidados de la Semana Santa jerezana. Su carisma, carácter y personalidad, amén del conocimiento del oficio, le han llevado a sacar alguna de las devociones más importantes de la Semana Santa. Recientemente ha igualado a más de 60 hombres, -para un paso que calza solo 20-, en la cuadrilla de la Patrona, sin duda “la que menos de Martín es, y más de Jerez”, según afirma orgulloso. Tiene por delante otros retos, como la celebración del segundo encuentro de costaleros, que se convirtió el año pasado en un rotundo éxito con más de cien costaleros inscritos. Martín Gómez, al desnudo.

– Hace poco conocimos que aunque igualó a más de sesenta hombres en la Merced, casi treinta se quedaron fuera de la cuadrilla. ¿Cómo se entiende esa respuesta masiva de costaleros a un paso que apenas lleva una década saliendo por costaleros?

– Sencillo. La explicación está en la Virgen. En la Patrona de la ciudad. Hemos superado la asistencia de otros años y eso es motivo de orgullo y alegría, por supuesto. Es más, ahora parece que siempre ha habido costaleros en la Patrona, se ve como algo normal, cuando la realidad es bien distinta. Pero gracias al trabajo y la confianza de los padres mercedarios, hoy parece que se ha despertado un interés especial por sacar la Patrona. Y la satisfacción es enorme, por supuesto.

 Pero claro, algunos le acusarán de que siempre entran los mismos, con esa demanda…

 Y yo los entiendo, pero tendrían que comprender una cosa… Hay que ir a la génesis de todo esto, a cuando empezamos a trabajar. Nosotros llegamos y respetamos los que ya estaban, y metimos a la gente que fue a aquella igualá. Y créame, para nada eran costaleros de Martín. Había hombres de casi todas las hermandades, de distintas edades y formación. No miramos el carnet de ninguno, no nos fijamos en nada más que en el interés por ser costalero de la Merced. Hoy, la cuadrilla apenas si ha variado. Muy pocos costaleros se van de la Merced, y por más que igualo ya a casi tres cuadrillas, no tengo huecos para meter a todo el que quisiera.

 Y los que entran, con los mismos criterios que al principio, imagino.

 Exactamente igual. Yo comenté en la igualá que la cuadrilla de la Patrona no es mi cuadrilla, sino la cuadrilla de la Merced. La gente acude al llamamiento de la Virgen, y me gustaría que todos los que van pudieran igualar, pero es materialmente  imposible. Cada uno puede pensar lo que quiera, por supuesto, pero si se fijan verán que todas las cofradías de Jerez están representadas, o si no, una gran mayoría.

 Es más, el propio sacerdote mercedario es costalero de la Merced.

 Para nosotros, para mi gente, Ismael es un descubrimiento en todos los sentidos. A nivel personal y a nivel profesional. Hemos compartido muchas noches de charlas, de sentimientos, de vivencias… Eso lo ha animado a él a ser costalero de la Virgen, independientemente de la devoción que profesa a su Patrona. Él ha querido descubrir, por sus propios medios, qué es ser costalero. De hecho, el año pasado tuvimos la suerte de contar con su presencia en el encuentro de costaleros, con una magnífica charla que se tituló ‘Dime cómo soy’. Y este año el nuevo comendador de la Merced es costalero de la Virgen, y sinceramente, yo no encuentro un lugar mejor para el comendador ese día que debajo de su manto. Llevar alguien así bajo las trabajaderas es un puntal que nos ayuda mucho y nos da mucha confianza en nuestro trabajo. Muchos no tenemos su formación y no sabemos llegar a la gente, a tocar el corazón de cada uno. Él en cambio lo hace con una facilidad asombrosa.

 ¿Sería la Merced un buen paso para retirarse?

Perdone, pero yo eso es que ni me lo planteo. Hasta la pregunta huelga. Soy incansable, aprendo cada día. Me queda mucho camino por andar como para pensar en retirarme… Las personas que me encuentro en mi día a día en la costalería tienen tanto valor, hay tanto que aprender, que ni me planteo la retirada. Ahora bien, le diré una cosa… sería un sueño morirme siendo capataz de la Merced.

 ¿Por qué realizar un encuentro de costaleros? ¿Qué meta persigue?

 El encuentro del año pasado es complicado de mejorar, la verdad. La conferencia de Ismael Maroto todavía la tengo grabada en la mente… Habló con propiedad de lo que siente un costalero, a todos les enamoró. Nos enseñó el camino para ser mejores personas y para aplicar eso a la costalería. Ese encuentro lo hicimos con la ilusión de continuar con él cada año y se sobrepasaron las expectativas en su primera edición. Este año estamos animados a continuar con el trabajo y, de hecho, hemos tenido una reunión con Antonio Montero, concejal de eventos del Ayuntamiento, que ya estuvo presente el año pasado. Será el fin de semana del 17 de noviembre, con la colaboración de Paco Lechuga y un programa similar al que tuvo éxito en la edición anterior. Es curioso, quedamos para hablar de costaleros y salió un encuentro en el que profundizamos en la figura del costalero analizándonos a nosotros mismos. El Ayuntamiento se ha mostrado interesado y nos van a ayudar, aunque no pueden económicamente, pero sí en temas de infraestructuras y de colaboración. Y nosotros, pues agradecidos por el respaldo y por el interés. Es un proyecto serio y bueno para la ciudad, sin duda.

 Y todo esto, viviendo un buen momento profesional. Renovado en la Encarnación, consolidado en su posición de capataz en los pasos que manda… ¿Vive actualmente su mejor momento al frente de los martillos?

 No creo. Sí le aseguro que trabajo para hacer crecer el mundo de la costalería. He trabajado, sigo trabajando y  lo seguiré haciendo. Aprendo de todos y quiero mejorarme a mí mismo, que es como creo que mejora el caminar de los pasos luego en la calle. Lo que haya conseguido en la vida al frente de los martillos es gracias a tener un equipo de gente fantástica que ponen cada uno todo lo que tienen. Ellos hacen que empuje más que nunca.

 ¿Cuando habla de su gente, se refiere a su equipo, directo de trabajo, o también a los costaleros?

 En la viña del Señor tiene que haber de todo. Aprendo de todos, de lo bueno y de lo malo, por lo que le estoy hablando de todos los que me rodean o me han rodeado. La costalería ha tenido una evolución, para lo bueno y para lo malo, que la diferencia, y a la que tienes que adaptarte. Adaptarte es la clave de seguir al frente de los pasos. Antes igual había costaleros que estaban menos formados, pero tenían unos valores que no tienen ahora y viceversa. Y hay gente muy formada, con un corazón enorme también. En el término medio está la virtud. Estoy orgulloso de los hombres que he tenido a mi cargo cuando comencé, y también de los que tengo ahora. Todos los que han pasado me han ayudado a crecer como capataz.

 Queda claro que entonces, al final, todos suman…

 Todos los costaleros que han pasado bajo unos trabajaderas, todos, han servido. Todos, sin excepción. Y han servido para hacer crecer la devoción por nuestras imágenes y por nuestro trabajo. Respeto convencido a quien aspira a ser los pies de Dios o María por unas horas… Yo no soy nadie para juzgar a nadie. Todo lo contrario… Soy afortunado por ir donde voy, y por ver tanta fe en la gente que va a igualar.

 La que verá el próximo 24 de septiembre, con la Merced.

 Si Ella así lo quiere.

Sin comentarios

Escribir un comentario

Agrotecma
xerintel
Gestoria Cadiz

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

septiembre 2012
L M X J V S D
« ago   oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
Rodal Cash

Barrio a Barrio

Servicios