Junta, 25N violencia género

Y de nuevo… la lluvia

Es increíble. Parecía que por fin íbamos a disfrutar de un Lunes Santo redondo, en el que la ausencia de lluvia permitiera a las cofradías hacer su estación de penitencia. Pero no… A la lluvia le gusta el Lunes Santo, y le gusta además aparecer por sorpresa, traicionera, sin avisar… Deshojando hermandades, aumentando perpejidades… Le gusta a la lluvia truncar ilusiones, desarbolar horarios e itinerarios, y volver loco a todos los dirigentes de las hermandades que asumen un riesgo importante poniendo un patrimonio valioso en la calle, a riesgo de irlo perdiendo en mojás de esas que no esperas, pero a las que ya estás acostumbrado.

Eso quiso evitar la hermandad de la Cena, y con buen criterio, retiró a la cofradía por el camino más corto. Quién sabe… Si el paso de misterio hubiera estado cincuenta metros más adelantado, igual estábamos hablando ahora de una estación de penitencia apoteósica, pero la leve lluvia sorprendió a la hermandad cuando transitaba por la calle Consistorio, a escasos metros de volverse por Chapinería y Sedería para casa. Y así lo hizo. Normal, con un paso recién restaurado. Normal, con las últimas experiencias vividas en Lunes Santo. Normal, tras años sin poder coger por Carpintería Baja por motivos meteorológicos. Normal, sabiendo que llegar a la Catedral ya no es una solución, sino un problema transitorio… Normal. Así que la hermandad hizo retroceder a su cruz de guía, y volvió con celeridad hasta que la corporación estuvo de nuevo en Tornería, y ahí, de nuevo, paró el tiempo. Como venía haciéndolo hasta entonces. Sublime, como ya no es noticia, el paso de misterio de la hermandad, entrando en carrera oficial con hasta seis marchas empalmadas, y con la cuadrilla de misterio demostrando, y esto tampoco es noticia, que por ella no pasan los años. El cortejo, numeroso, rondando los 300 nazarenos, mejoró sensiblemente respecto a otros años, en ese particular duelo que mantiene la hermandad para demostrar que la Cena es algo más que sus pasos el Lunes Santo. Y así lo hizo también el paso de palio, que llegó con nobleza hasta San Marcos, con un capataz al frente que ha transmitido a la cuadrilla su forma de ser, su bonhomía, y que a poco que le dejen trabajar y tenga suerte, dará resultados a corto, muy corto plazo.

No fue a la Cena a la única hermandad que sorprendió la lluvia, claro. La hermandad de la Paz de Fátima lo tuvo relativamente sencillo. Le sorprendió la lluvia cuando estaba en las inmediaciones de la Catedral, y allí tomaron la decisión de continuar su camino. La mayoría de las previsiones apuntaban a que había sido una lluvia pasajera, indetectable para el radar por la velocidad con la que se desplazaba, y la noche resultó ya hermosa, con la luna dibujada sobre el cielo de Jerez. Así lo entendió la Paz de Fátima, que volvió por Tornería y Alameda del Banco, llenando con el carmesí de sus túnicas la Rotonda de los Casinos mientras esperaba para entrar en el barrio de San Pedro. Un barrio que de unos años para acá se ha convertido en uno de los lugares emblemáticos de nuestra Semana Mayor, cuando hasta hace poco era territorio reservado para Loreto y Coronación. Numeroso, muy numeroso el cortejo de la hermandad pese a su juventud, y soberbio el paso de misterio, que será uno de los grandes de nuestra Semana Santa en cuanto esté terminado. Atrás, el paso de palio, demostrando elegancia y altanería, con una nueva corona en las sienes de la Virgen del Refugio que lucía sublime en un paso de palio estrenado en tiempo récord, y al que poco a poco iremos descubriendo nuevos detalles. Por cierto, las bandas, de lujo, aunque la de la cruz de guía se pisara con la del misterio. Un detalle que sin duda arreglará la corporación para la próxima Semana Santa.

Caminaba Amor y Sacrificio con la piedad que la caracteriza, con su ascetismo habitual, cuando le sorprendió la lluvia… Leve, pero pertinaz. Y por desgracia, la lluvia el Lunes Santo se asocia con un plástico tapando la imagen de Madre de Dios. Necesario… Seguramente. Pero absolutamente demoledor para la imagen de la cofradía, que pierde en ese momento toda la mística que la envuelve cada salida procesional. Muy claro lo vio la hermandad que viene desde las Puertas del Sol porque tras refugiarse momentáneamente en Santo Domingo, volvió para su casa. Pero ojalá todo fuera así de sencillo, porque por desgracia, a la hermandad le tocó bailar con la más fea en la jornada de ayer. El paso de una ambulancia cuando la hermandad intentaba entrar en el templo dominico provocó que los nazarenos tuvieran que abrirse, dejando paso a la emergencia, y demostrando una vez más que, pese a los intentos del delegado de día, Joaquín Bernal, y a las múltiples reuniones habidas y por haber con las fuerzas de seguridad de la ciudad, cuando la lluvia llega, o bien no estamos lo suficiente maduros, o bien realmente no hay nada que podamos hacer para que todo vaya con naturalidad.

Porque naturalidad es lo que hace falta ante estas situaciones. Y eso es lo que hizo la hermandad de la Viga, que en estos casos juega con ventaja, con mucha ventaja, por la ubicación de su sede canónica, que no es otra que la Santa Iglesia Catedral. Lo tenía fácil la hermandad que preside el comisario de una gestora, puesto que cuando la lluvia sorprendió a las hermandades, ellos ya iban a la cola de otras tres hermandades. Era por tanto tiempo de esperar, nada más. De hacer las cosas con calma, sin prisas. Los privillegios de ir la última, que ves lo que hacen otras hermandades, pudiendo de esa manera tomar decisiones con mayor tranquilidad. Y acertaron, porque sin duda, fue la hermandad que menos notó la leve lluvia de cuantas salieron ayer a realizar su estación de penitencia. Un diez para la hermandad de la Catedral, y un diez para sus dos cuadrillas, con Eduardo Salazar y Eduardo Barba al frente.

Y por último, la Candelaria. Por último, porque fue la última en recogerse. Y por último porque hay varias cosas que destacar, tanto buenas, como menos buenas. Es la hermandad de la Candelaria una hermandad de barrio, presume de ello, y a ello se debe. Y así se demostró un año más, con una multitud a su paso, absolutamente arrolladora. Increíble por tanto la puesta en escena de una corporación que en cambio, seguro que pasó un mal rato por la falta de fuerzas de la cuadrilla del paso de palio, evidente en muchos momentos del recorrido. Una lástima para una hermandad que siempre ha tenido en José Luis Erdozáin una tranquilidad evidente, un bastón donde agarrase con fuerza por sus más de tres décadas de experiencia en los martillos de nuestra ciudad. Seguro que tanto la junta de gobierno, como el grupo de capataces, ya estará analizando la situación para darle una rápida solución, ya que por momentos, el público que la acompañaba llegó a temerse lo peor. Nada que objetar, en cambio al corazón de esa cuadrilla, que aún pasándolo francamente mal, consiguió llevar con dignidad a la Reina de la Plata de nuevo hasta su sede canónica, envuelta en los aromas y vítores de una feligresía que la adora.

Un espectáculo de cofradía, llena además de gente de corazón noble, que ponen cada año un broche de oro al Lunes Santo de Jerez. Y este año, por supuesto, no iba a ser la excepción, por mucho que la lluvia se empeñara en hacer acto de presencia.

Un comentario

Un comentario a “Y de nuevo… la lluvia”

  1. Jose Maria dice:

    Querido Pepe,es necesario en los tiempos que estamos ir a Madrid para que un ingeniero haga un trabajo de 6.000,00€ que en definitiva no es otra cosa mas sofisticada que otro plastico ?

    Yo personalmente ese dinero lo destino a obras de caridad.Un abrazo Pepe

Trackbacks/Pingbacks


Escribir un comentario

Agrotecma
Agrotecma
xerintel
Gestoria Cadiz

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
Cooperativa Las Marismas

Barrio a Barrio

Servicios