BANNER TINTELIMP

Archivo | Wayne Jamison

Nuevas raciones de sondeos

No es algo extraño. Los partidos, o muchos de ellos, acostumbran, de hecho, ha realizar sondeos de intención de voto casi constantemente. Es información que les sirve por dónde respira el electorado y el grado de satisfacción con el gobierno de turno o con el propio partido que ha encargado el estudio. En Jerez no iba a ser menos. Circulan desde hace tiempo varios sondeos. Prácticamente desde poco después de que comenzase, hace casi dos años y medio, la actual legislatura. Lo que sucede ahora es que les próximas elecciones municipales se ven cada vez más cerca y las formaciones políticas empiezan a verle las orejas al lobo.

El líder de Foro Ciudadano, Pedro Pacheco, pese a su situación derivada de una condena judicial y su consiguiente intento de expulsión del plenario municipal (está por llegar un pronunciamiento definitivo de la Junta Electoral Central), sigue dando ‘guerra’ a través de ruedas de prensa y ha sido el primero en hablar públicamente de ello, este mismo jueves en rueda de prensa, afirmando que en el PP andan ”nerviosos” porque, según él, manejan sondeos que les dan solo 8 concejales, muy lejos, por tanto, de la mayoría absoluta actual.

Puede que haya un punto de exageración en sus afirmaciones, no lo sé, aunque puede que lo que realmente pretenda así es lanzar a la opinión pública el mensaje de que, a día de hoy, existirían muchas opciones de que los populares perdiesen la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Jerez y, por tanto, se abrirían otras posibilidades de gobierno en las que, lógicamente, Foro Ciudadano, estaría encantado de formar parte. No en vano, podría resulta decisivo a la hora de sumar la representación necesaria para arrebatar al PP la vara de mando.

Y ese mensaje ya no resulta tan descabellado. Ni mucho menos. Hay otros sondeos que también apuntarían a un mapa muy diferente tras las próximas elecciones municipales, sin mayorías absolutas y con un amplio abanico de opciones a la hora de formar gobierno. Es información que los partidos manejan y que filtran convenientemente si les conviene.

Sea como fuere, lo cierto es que se presentan unos meses de los más interesantes en la política local. Eso sí, someter a Jerez a una precampaña tan larga puede acabar terminando de fatigar a una ciudadanía que ya está muy harta de este tipo de juegos y exige soluciones a los problemas de la ciudad, que no son pocos.

Noticia de Opinión, Wayne JamisonComments (1)

Unos Presupuestos decepcionantes

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) resultan decepcionantes para Jerez. Es así mire por donde se mire, y pese a los malabarismos dialécticos que se han visto forzados a realizar los dirigentes populares. Vale que son unos presupuestos de contención, propios de una situación de crisis como la actual. No cabía, por tanto, esperar grandes inversiones. Pero tampoco un chasco tan grande.

Hay dinero para el aeropuerto, sí, pero solo 800.000 euros, bastante menos que en ejercicios anteriores. Y para la alta velocidad en la provincia, con el objetivo de que entre en funcionamiento en 2015. También hay partida para la Yeguada Hierro del Bocado, para la nueva Comisaría y la Zona Franca de Jerez. Poco más. Nada se sabe, por ejemplo, de la Ciudad del Flamenco ni de la carretera Jerez-Dos Hermanas, esta última una inversión comprometida por la mismísima ministra de Fomento, Ana Pastor, en una visita reciente a la ciudad.

Y sorprende después del auxilio que el Gobierno central viene prestando al Ayuntamiento de Jerez para afrontar las delicadísima situación económica de las arcas municipales. El último ejemplo, el más reciente, una refinanciación de deuda que le permitirá recuperar los ingresos del Estado (PIE) a partir de principios del año que viene, una medida que permitirá un pequeño respiro aunque suponga una patada para adelante en lo que a la deuda municipal se refiere y trasladar al próximo gobierno local un problemón de dimensiones considerables.

Noticia de Opinión, Wayne JamisonComments (0)

Pedro Pacheco versus Pilar Sánchez

Repasando en mi hemeroteca particular, me he topado con este artículo de opinión publicado por quien suscribe en el diario ‘La Voz’ el 13 de noviembre de 2011; es decir, hace aproximadamente año y medio. Superado el vértigo inicial que en ocasiones produce revisar escritos pasados, me permito la licencia de recuperarlo ahora debido a la incuestionable actualidad que han adquirido de nuevo los asuntos abordados en el mismo. Y, lógicamente, me reafirmo en todo.

‘Me gustaría pensar que Pilar Sánchez dice la verdad, que todas las contrataciones que se realizaron mientras fue alcaldesa de Jerez fueron legales y que no se cometió ninguna irregularidad. Lo digo sinceramente. Me gustaría de verdad que fuese así. Y que todos los demás imputados en el conocido como caso de lo asesores fuesen también finalmente exculpados de las acusaciones que pesan sobre ellos. Como lo ha sido el marido de la ex alcaldesa, Juan Carlos Jiménez. Otra cuestión son las formas, cómo se hicieron las cosas, el momento elegido y demás. Aunque esto último entra en el terreno de la ética, lo que, en todo caso, solamente permite una condena moral y reproches, pero nada más.
Me gustaría pensar igualmente que Pedro Pacheco tampoco cometió ninguna irregularidad con los dos asesores -o lo que fuesen- que tuvo cuando estaba al frente del área municipal de Urbanismo. En serio, ojalá se demostrase que actuó correctamente y que no hay nada sucio o ilegal en lo que hizo, pese a la tremenda petición de pena que recae sobre él.
Me gustaría que al final se demostrase que tampoco hubo cosas raras en lo del PTA, que las ayudas a dos empresas para que se instalasen en el Parque Tecnológico Agroalimentario de Jerez fueron justas y ajustadas a la ley. Que ninguno de los imputados, que son unos cuantos, entre ellos la misma Pilar Sánchez así como otros que fueron compañeros suyos en el gobierno municipal la pasada legislatura, tampoco metieron la pata. Y que actuaron honestamente.
Me gustaría todo lo dicho porque, más allá de los protagonistas de estas turbias historias, saldrían ganando los jerezanos, la ciudad en su conjunto. A Jerez -y más en la situación tan convulsa en la que vive actualmente- no le viene nada bien estos asuntos. Se quiera o no, manchan su nombre y su reputación.
Pero una cosa es lo que me gustaría y otra muy diferente lo que me temo que va a pasar. Es imposible que todos digan la verdad, básicamente porque muchos protagonistas se contradicen entre sí. Vamos, que alguien miente y, por tanto, resulta imposible que se cumplan todos mis deseos. Me explico. Si Pilar Sánchez dice la verdad en el caso de los asesores, Pacheco está equivocado. Y si éste es realmente inocente en la causa en la que figura como imputado, quien le denunció, Pilar Sánchez, se ha equivocado igualmente.
Hay algo que pasará seguro: en el duro enfrentamiento judicial que protagonizan es imposible el empate. Da la sensación de que lo que está en juego es quién sale derrotado. Pero puede pasar que los dos acaben como perdedores en la contienda. Se antoja poco menos que imposible que a estas alturas, y con todo lo que ya ha pasado, ninguno pueda proclamarse ya ganador. Sería absurdo.’

Noticia de Opinión, Wayne JamisonComments (0)

ERE del Ayuntamiento: ¿Y ahora qué?

El gobierno local anunció el ERE del Ayuntamiento el pasado Viernes de Dolores y por solo un día no se ha conocido la sentencia de los recursos el siguiente Viernes de Dolores. Se trata de una curiosidad que muchos aprovechan para hacer comentarios y chistes al respecto. Pero el dictamen del TSJA no es precisamente ninguna broma. Es algo muy serio y que da al traste con una de las decisiones más controvertidas de los actuales mandatarios del Consistorio, una de las medidas en las que basaban el plan de saneamiento de las maltrechas arcas municipales.

El varapalo es tremendo, de esos que hacen historia, pese a la confusión que existe todavía y los numerosos interrogantes que se abren ahora. Se supone que el Ayuntamiento deberá readmitir a los empleados que echó o pagarles una indemnización cuantiosa a cada uno al declararse los despidos improcedentes. ¿En qué condiciones, cómo y cuándo? ¿Cuánto dinero le costará esto al Consistorio jerezano? ¿Asumirá alguien responsabilidades por una decisión que puede resultar tan cara en unos momentos en los que solo hay telarañas y deudas en la caja municipal? ¿Cumplirá la alcaldesa lo que dijo meses atrás de que se presentaría otro ERE en caso de que se tumbase éste o se limitará a pagar lo que le dicen? ¿Regresará la incertidumbre a los que han seguido trabajando en el Ayuntamiento? ¿Se presentará un recurso? ¿Cuánto costaría éste en caso de que se hiciese?

Al gobierno local no le están saliendo bien las cosas últimamente. Es más, le están saliendo rematadamente mal. Parto de la base de que estaba convencido de que todas las medidas adoptadas hasta ahora eran las más convenientes para sanear unas cuentas que conviene recordar que arrastran una deuda de unos mil millones de euros. El de Jerez es el segundo ayuntamiento más endeudado de España, que se dice pronto. Pero hasta el momento lo que se está demostrando es todo lo contrario. Ni el ERE, ni los recortes, ni la privatización de la gestión del agua (de momento) han acabado con los retrasos en el abono de las nóminas, ni han reducido significativamente la deuda, ni han acabado con las huelgas y las protestas en la calle.

Y uno ya está cansado de que en esta ciudad se lleve todo a las trincheras, como supongo que lo están muchos jerezanos. Quizá sea el momento de rectificar eso también.

Noticia de Opinión, Wayne JamisonComments (2)

La temporada alta de Jerez

Me gustan estos meses en Jerez. Entre febrero y mayo, la ciudad está en temporada alta. Adquiere un color especial que dibuja una esencia que la hace diferente y que le otorga un aroma propio. Primero, con el Festival de Jerez, que se celebra estos días y que confirma al municipio como la capital mundial del flamenco, pese a quien le pese. Después viene la Semana Santa, única, con personalidad y que es la envidia de otras muchas ciudades. Luego, el Gran Premio, referente en el mundo del motociclismo y que convierte Jerez en lugar de peregrinaje de miles de aficionados a este deporte, con todo lo que ello conlleva. Y, por último, la Feria del Caballo. ¡Qué decir de ella! Y cuando nos queremos dar cuenta, llega el veranito, con el buen tiempo, las terracitas, la playa de un paso…

Y yo me pregunto: ¿No se podría/debería explotar más todo eso? Turísticamente, me refiero. ¿No se le puede sacar mayor rentabilidad a tanto atractivo? Creo, sinceramente, que se está intentando, sobre todo de un tiempo a esta parte, y también que se está intentando, incluso, llenar de ‘contenido’ otros meses del año, cosa que tampoco está nada mal. Pero quizá el problema está en la promoción más allá de nuestras fronteras. Nuestros atractivos son conocidos, sí, pero no lo suficiente todavía, ni tampoco en toda su extensión. ¿Realmente en Alemania, por ejemplo, saben muchos que aquí se está celebrando un festival de flamenco de la calidad de éste? Cierto que hay muchos extranjeros estos días, y que llenan algunos bares y que su presencia se nota, pero ¿no podrían ser muchos más? ¿Y en el País Vasco, Cataluña, Madrid…? Dudo que sean muchos fuera del reducido círculo de grandes aficionados al flamenco.

¿De verdad se conoce la riqueza de la Semana Santa de Jerez en toda su extensión fuera de esta provincia o, si me apuran, fuera de Andalucía?

Vale que lo del Gran Premio es distinto. Se conoce de sobra. No hace falta promocionarlo. Pero otra cuestión es si le sacamos todo el jugo que se podría.

Conviene tener presente que el turismo puede ser un buen bálsamo para una ciudad en las circunstancias de Jerez. Lamentablemente, no hay mucho más donde rascar en estos momentos.

Noticia de Opinión, Wayne JamisonComments (1)

Este enfermo tiene muy mala pinta

El enfermo tiene muy mala pinta. Tanta que solo le cabe esperar un milagro para no morir. Es doloroso, pero es la realidad, y la realidad siempre es mejor afrontarla que esquivarla. El Xerez podría tener en estos momentos las horas contadas. No es ninguna exageración. Puede que suene cruel, puede incluso que haya que piense que quien suscribe es un exagerado con tendencia al catastrofismo, pero los acontecimientos de hoy apuntan a eso y los que se sucederán en los próximos días, desgraciadamente, pueden encargarse de confirmarlo.

Como bien sabe la afición, la situación del club azulino no se remonta a unos meses. No. Es fruto de una pésima gestión y de los intereses espurios de unos tipos que han regido la entidad sin importarle una mierda ni la historia ni la ciudad ni el sentimiento de los xerecistas. En Chapín han habitado en los últimos años demasiados tipejos a las que solo les ha preocupado (y ocupado) hacer negocio e intentar llenarse los bolsillos disfrazados de superhéroes que llegaban para salvar al Xerez. Me reiría en sus caras, pero da lo mismo, a ellos se la repanfinfla, igual que se la suda que el club esté ahora al borde de la desaparición por su culpa. Bueno, menos a los que se supone que todavía tienen dinero ‘invertido’, si es que alguien llegó a invertir de verdad alguna vez.

Podemos mirar para otro lado y dejar que el tiempo pase sin hacer nada hasta que el enfermo muera o asumir que la situación es grave y afrontarla para intentar salvarlo. La segunda opción es la única en la que hay hueco para la esperanza, aunque sea mínima en este caso y aunque sea actuando a la desesperada. Es la diferencia entre luchar o resignarse. Y de dos cosas estoy seguro: una, que ni el Xerez ni su afición se merecen la resignación, y otra, que a veces se producen milagros.

Noticia de Opinión, Wayne JamisonComments (2)

La política, en el punto de mira

Gürtel, Bárcenas, Campeón, Mercurio, Clotilde, ITV, Urdangarín, Malaya… No, la corrupción ya no se limita a unos pocos casos aislados. Basta con entrar en los diarios digitales, abrir un periódico, ver un informativo de televisión o escuchar la radio para comprobarlo. Lo peor de todo es que han conseguido colocar a la política al borde de un ataúd, y, encima, con un hedor insoportable. Ha perdido credibilidad y la confianza de los ciudadanos, lo que complica tremendamente su cura. Ya solo cabe una intervención de urgencia para salvar al enfermo, medidas de calado, efectivas (que no es lo mismo que efectistas), auténticas y capaces de extirpar un tumor que ya se ha extendido demasiado.

Está claro que fallan los mecanismos de control desde hace tiempo. La consecuencia es un sistema establecido que urge cambiar. Y ésa es una función política; y, aunque cueste creerlo, también hay buenos y honestos gestores de lo público en los que poder confiar. Es la única fórmula posible para no acabar atrapados en una peligrosa sociedad del caos. La historia nos brinda un buen puñado de ejemplos que convendría no revivir.

Pero lo más triste de todo es que, mientras nos ocupamos de esto, no hablamos (o lo hacemos menos) de los grandes problemas que deberían mantener ocupados (y preocupados) a nuestros políticos: el paro, los recortes y la puta crisis. Y así nos va.

Noticia de Jerez, Opinión, Wayne JamisonComments (0)

Un año determinante para el futuro de Jerez

Todos los años se dice lo mismo, pero en esta ocasión creo que es verdad: 2013 va a ser un año muy importante para el futuro de Jerez. Tal convencimiento cuenta, lógicamente, con unos argumentos que lo sostienen.

En primer lugar, y quizá sea la razón más importante, la ciudad no puede seguir más tiempo como está ahora mismo. Una tasa de casi el 40% de paro es insorpotable. Lo peor de todo es que, ahora mismo, no hay perspectivas de que la situación vaya a mejorar en ese aspecto. Y la falta de ilusión y esperanza es una de las peores enfermedades que hay. No hay grandes inversiones que generen empleo. Los cierres de negocios siguen creciendo. Los expedientes de regulación de empleo (ERE) están cada vez más de moda. Y el poco trabajo que hay es precario, en muchos casos rozando lo abusivo. Ser mileurista hoy en día es un privilegio. Quién lo iba a decir no hace demasiados años atrás, cuando cobrar mil euros al mes se consideraba poco menso que una aberración.

Dicen que el motor de una ciudad es su ayuntamiento. Y en el caso del de Jerez ya sabemos todos que está en la UVI. 2013 deberá mostrar si las medidas que ha adoptado el actual gobierno municipal sirven de algo. Si el ERE, los recortes, el Plan de Ajuste, la RPT y la ¿ayuda? del Estado sanan a un enfermo que tiene muy mala cara. También dirá si el Consistorio consigue privatizar finalmente o no la gestión del agua, una de las medidas que nos han vendido como poco menos que salvadora y que hasta el momento se le está resistiendo. O al menos eso es lo que nos cuentan.

Ya para enero. dentro de poco más de tres semanas, se aguarda también un pronunciamiento judicial sobre el ERE del Ayuntamiento. Los 260 despedidos esperan que la fecha en cuestión se convierta en la de la llegada de sus auténticos Reyes Magos. Están convencidos de que la razón les asiste y saben que su victoria podría suponerle un importante dolor de cabeza al gobierno municipal.

Será igualmente el año en el que se dibujará el camino de procesos judiciales importantes que afectan directamente a la política jerezana y que están haciendo un flaco favor a la ciudad. Me refiero, por ejemplo, a los casos de los asesores, al del PTA, el de la antigua estación de autobuses… en los que están implicados actores protagonistas de los últimos años en la gestión del Ayuntamiento.

Por lo menos 2013 parece que empezará con bastante menos ruido. No es que se haya instalado definitivamente la ansiada paz social, pero se ha rebajado de manera considerable el nivel de crispación. Habrá que ver si es algo temporal o no. Supongo que dependerá en gran medida de cómo vayan evolucionando los acontecimientos. En cualquier caso, lo dicho: Jerez no puede permitirse otro año sin mejoras, sin un cambio que al menos genere una ilusión real, palpable, que invite al optimismo. Por eso 2013 es tan importante.

Noticia de Jerez, Opinión, Wayne JamisonComments (1)

Una ciudad al borde del colapso

Titular: Jerez de la Frontera. Economía de guerra. Subtitular: El despilfarro y la crisis llevan a la ciudad andaluza al borde del colapso. El lector puede comprobar en la imagen superior que la transcripción es exacta. Corresponde ni más ni menos que a la portada del dominical que el diario El País publicará este próximo domingo. Y conviene tener presente que se trata de una publicación cuya cifra de lectores se cuenta por varios cientos de miles, que no es moco de pavo.

Lógicamente, no es intención de quien suscribe hacer publicidad de la revista en cuestión, sino simplemente llamar la atención sobre una realidad cada vez más frecuente: el eco mediático que está teniendo la delicada situación que está atravesando la ciudad en general y su Ayuntamiento en particular. Un triste protagonismo que nada tiene que ver con el que tenía antaño, en una época dorada que desgraciadamente ya queda muy atrás en el tiempo. Ahora copa minutos en informativos de radio y televisión a nivel nacional por los huelgas, las protestas, los despidos del Consistorio… Por todo aquello, en definitiva, que dibuja esa radiografía a la que a buen seguro también hará referencia el dominicial de El País que estará en los quioscos este domingo.

No se puede pretender esconder esa realidad. Es la que hay y los medios de comunicación están en su derecho, incluso en su obligación, de reflejarla. Intentar taparla supondría incurrir en una censura que no sería la solución y, además, atacaría de lleno a varios de los pilares de la democracia, como, por ejemplo, la libertad de prensa y la libertad de expresión, algo más propio de tiempos pretéritos.

Todo esto debería empujarnos a reflexionar sobre la descorazonadora situación de la ciudad y su Ayuntamiento, sobre los motivos que han causado que estemos como estamos, sobre posibles soluciones, sobre la necesidad de rebajar la crispación existente y, sobre todo, sobre la urgencia de sumar en vez restar, de aportar, de aparcar viejas y vergonzantes rencillas, de convencernos de que la política del garrote y la tijera solo empeora la situación, y de tender manos. Evitaremos así que nos sigan sacando los colores y, lo que es más importante, enderezaremos el rumbo de una puñetera vez. Que buena falta hace.

Noticia de Opinión, Wayne JamisonComments (6)

Discursos políticos sin ‘aserejé’

La última sesión plenaria estuvo marcada por la aprobación de las ordenanzas fiscales; es decir, los impuestos y tasas municipales, que en 2013 aumentarán lo mismo que el Índice de Precios al Consumo (IPC), o lo que es lo mismo, algo más de tres puntos porcentuales. Pero la cita mostró otras muchas realidades, como, por ejemplo, el bajísimo nivel que tiene el debate político jerezano. Son muy pocas las excepciones, entre las que destaca un Joaquín del Valle que, desafortunadamente, en ocasiones parece que clama en un desierto.

Tengo la cada vez más firme convicción de que los jerezanos deben estar hartos de escuchar siempre los mismos discursos, ésos que prácticamente se limitan a culpar al otro, ésos que se empeñan en remitirse al pasado y a la herencia recibida, ésos que solo incluyen reproches… La ciudad ya sabe que la cosa está muy mal y quiénes son los principales culpables. No hace falta que lo repitan más, por favor. Machacar lo mismo una y otra vez cansa. Y cabrea mucho, de verdad. Además, distancia todavía más a los gobernantes de los ciudadanos e incide en el desprestigio de una clase política que vive sus horas más bajas.

Los que gobiernan ahora ya sabían que el Ayuntamiento estaba mal y que sus arcas no tenían más que telarañas, por mucho que después se hayan encontrado con más ‘sorpresas’ de las esperadas. Ellos prometieron soluciones; para eso se presentaron a las elecciones. Y prometieron otras muchas cosas que no han cumplido y que no hace falta enumerar aquí porque seguro que están en la mente de la mayoría.

Algunos dirán que están intentando poner en orden en el Ayuntamiento y sanearlo. Y, efectivamente, así es, aunque sanear a base de recortes y de ERE es algo que podría haber hecho cualquiera sin ser ningún ‘salvador’ político. Para ese viaje no hacían falta tantas alforjas. Y es una lástima, porque en este equipo de gobierno hay gente muy válida y con imaginación de sobra.

Pero uno mira al otro lado y tampoco es que le entren ganas de ponerse a bailar el ‘Aserejé’. El discurso de la oposición es en estos momentos tan descorazonador o más. Sigue empeñada en criticar todo lo que hacen los que gobiernan, en culparles de todos los males actuales. No es capaz de hacer un examen de conciencia serio. Ni de reconocer sus errores en el pasado, que en su esencia tampoco difieren tanto de los que cometen los que mandan ahora. Ni de ofrecer propuestas efectivas, salvo contadas excepciones. Ni tampoco de aparcar los intereses políticos en favor del bien común, error este último en el que también incurre el gobierno municipal.

Por eso, el discurso de Joaquín del Valle, más allá de las dificultades para entenderle en ocasiones cuando habla, supone una agradable excepción. No es la única, pero sí la que más brilla en estos momentos. Y una de las cosas que necesita Jerez es más brillo.

Noticia de Opinión, Wayne JamisonComments (1)

xerintel

Encuesta

¿Existe islamofobia en Jerez?

Cargando ... Cargando ...

Hemeroteca

noviembre 2017
L M X J V S D
« oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Síguenos en Twitter | @reporterosjerez

Twitter Authentication data is incomplete

Videos

Unable to get Youtube feed. Did you supply the correct feed information?

Síguenos en Facebook

En el corazón del Xerez CD

Noticias, Fotos, Vídeos. Completa información al alcance de todos los xerecistas.

Xerez CD

La cantera también juega

Crónicas, resultados, fotos. Participa. Sé protagonista.

Xerez CD

Agenda

Agenda
Banner Piñero Abogados

Barrio a Barrio

Servicios